Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ambulancia, por favor

La Cruz Roja de Getafe busca desde hace cuatro años dinero para un nuevo vehículo

Conseguir seis millones de pesetas es tarea ardua y complicada. Incluso aunque la finalidad sea benéfica y el destinatario una organización humanitaria con siglo y medio de historia. Que pregunten si no los incrédulos a los responsables de la Cruz Roja en Getafe, que llevan cuatro años luchando, sin éxito, por conseguir esa cantidad para la compra de una ambulancia que preste un servicio digno a una ciudad al borde de los 150.000 habitantes. Todos los intentos, hasta la fecha, han sido baldíos. Y el último, un fiasco: el domingo se celebró un concierto del grupo Revólver para recaudar fondos, pero a duras penas se pudieron cubrir gastos. "No nos vamos a rendir, pero tampoco sabemos muy bien qué hacer", murmura el presidente de la asamblea getafense, Cándido Maroto.Fue en 1993 cuando el alcalde, Pedro Castro (PSOE), prometió, en el transcurso de una cena, que el Ayuntamiento sufragaría la adquisición de una ambulancia. El ofrecimiento se reiteró en otras ocasiones, pero nunca se llevó a efecto. El tiempo pasa y el actual vehículo sanitario está ya hecho un cascajo. "Tiene seis años y ha estado siempre operativo las 24 horas del día", relata Maroto. Y confiesa: "Anda ya un poco achacoso, la verdad. Tanto, que todos los meses se nos van más de 100.000 pesetas en reparaciones".

Hartos de semejante desembolso, los responsables de la Cruz Roja decidieron el mes pasado erigirse en atípicos promotores de conciertos y contactaron con Revólver. En atención al carácter benéfico de la actuación, el grupo de Carlos Goñi accedió a rebajar su precio a 2,5 millones, más el correspondiente IVA (habitualmente cobran 1 un millón más). Pero no resultó: el pasado domingo pasaron por taquilla apenas 2.100 getafenses que, a razón de 1.500 pesetas la entrada, arrojan poco más, de tres millones de recaudación. Lo comido por lo servido. El Ayuntamiento colaboró con la compra de 150 entradas, pero no tiene prevista "ninguna otra ayuda", confirmó un portavoz.

La Cruz Roja sólo dispone de 572 socios en la ciudad, y el fracaso del concierto les ha desanimado. La ansiada ambulancia permitiría contar con servicio de vigilancia intensiva y extender el radio de acción a Parla y otros pueblos "siempre más desatendidos" como Casarrubuelos, Torrejón de la Calzada o Torrejón de Velasco, apunta Maroto, pero, de momento, toca esperar. Igual que le sucede a Getafe, otras asambleas de la Cruz Roja en la Comunidad como las de Móstoles o Torrejón de Ardoz -donde el alcalde llegó a subastar su coche oficial para recaudar fondos- han podido comprobar estos últimos años, en su más amplio sentido, lo mucho que cuesta una ambulancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997