Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los reclusos hacen una crítica política legítima, según Floren Aoiz

El portavoz de Herri Batasuna Floren Aoiz defendió ayer que las acusaciones lanzadas por el colectivo de presos etarras contra un grupo de periodistas que trabajan en Euskadi es tan sólo una "crítica política legítima" que, además, está "muy justificada".En una rueda de prensa ofrecida en San Sebastián junto al miembro de la Mesa Nacional de HB Joseba Álvarez, el portavoz de la coalición independentista argumentó que la misiva enviada por los reclusos se inscribe en un contexto de "enfado" del colectivo ante su situación, la cual constituye un problema "político general" cuya solución condiciona la pacificación del País Vasco.

Aoiz se refirió también al desenlace del proceso judicial abierto contra los dirigentes de HB por presunta colaboración con banda armada, para señalar que "será un elemento muy importante" para determinar la postura del Estado y de los partidos políticos.

Dos detenciones

El tono intimidatorio empleado por la coalición independentista coincidió ayer con la detención en Bilbao de dos miembros de su Mesa Nacional, Tasio Erkizia y Karmelo Landa, tras haberse negado en dos ocasiones a acudir ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco para declarar por un presunto delito de amenazas a los funcionarios de prisiones.La sala civil y penal del alto tribunal vasco investiga una querella presentada por el entonces fiscal jefe, Jesús Cardenal, por las declaraciones efectuadas por Erkizia el 3 de febrero de 1996 frente a la cárcel de Basauri (Vizcaya). En esa ocasión, el dirigente de HB instó a los "carceleros" a combatir su trato a los reclusos de ETA y les advirtió que, de lo contrario, "el sufrimiento será para todos".

Por su parte, Landa fue detenido para que prestara declaración sobre unas manifestaciones recogidas en este diario en octubre pasado en las que afirmaba que había empezado "la cuenta atrás" para el funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara.

Ambos dirigentes fueron puestos en libertad a última hora de la tarde de ayer tras comparecer ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del País Vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997