Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE pide a Boeing que rompa sus pactos de venta en exclusiva

El comisario europeo de la competencia, Karel Van Miert, ha notificado en un escrito enviado a las direcciones de Boeing y McDonnell Douglas sus objeciones al proyecto de fusión de las dos compañías aereas estadounidenses, confirmaron ayer fuentes comunitarias.Según informaba ayer The Wall Street Journal, la Comisión considera que Boeing debería renunciar a los grandes acuerdos de exclusiva con las aerolíneas y hacer más concesiones en el ámbito de la competencia para llevar a cabo su planeada fusión.

El periódico neoyorquino cita fuentes de la Unión Europea (UE) que indicaron que para la Comisión el obstáculo número uno a la fusión son los grandes acuerdos que Boeing ha alcanzado con tres aerolíneas de Estados Unidos (AMR, American Airlines y Delta Air Lines) para la venta de aviones en periodos de varios años.

Asimismo las fuentes comunitarias indicaron que hay otros aspectos en juego y que la retirada de Boeing de esos acuerdos en exclusiva podría no ser suficiente para satisfacer a la Unión Europea.

Ambas partes tendrán la oportunidad de responder "punto por punto" a dichas objeciones, y los próximos 12 y 13 de junio habrá una reunión a puerta cerrada con representación de las partes afectadas, expertos de la Comisión, representantes de los Quince y eventualmente empresas terceras. La Comisión tendrá que pronunciarse definitivamente sobre el asunto antes del 31 de julio, en base a las reglas comunitarias de la libre competencia.

El Ejecutivo comunitario considera entre sus objeciones a la fusión que, en términos de clientela, la posición de Boeing sería ampliamente dominante.

Cuota mundial

Los expertos comunitarios calculan que la cuota de esta compañía en el mercado mundial de aviones de más de cien plazas aumenta automáticamente al 70% con la fusión con McDonnell y al 84% en el futuro.En una declaración publicada el miércoles, la Comisión expuso sus objeciones a los planes de las dos empresas de EE UU, valorada en 14.000 millones de dólares (2 billones de pesetas).

Boeing, que hasta ahora dedicaba el 80% de su producción al sector civil y el restante 20% a la industria militar, quiere que la nueva compañía que resulte tras la fusión sea más equilibrada.

Esta empresa es el mayor productor mundial de aviones civiles, y sus modelos 747, 767, 757 y 737 tienen una posición dominante en el mercado. McDonnell Douglas es el tercer fabricante mundial de aviones comerciales, tras Boeing y el grupo europeo Airbus, que resulta claramente perjudicado por la proyectada operación de fusión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997