BALONCESTO NBA

El turno de los entrenadores

Los técnicos de la NBA se ponen de moda y ya llegan a sueldos multimillonarios

El entrenador Rick Pitino ha cambiado la Universidad de Kentucky, una escuela de las más tradicionales del baloncesto universitario en Estados Unidos, por la franquicia más histórica de la NBA: Pitino anunció -contra muchos pronósticos contrarios- que se convertiría en el entrenador jefe de los Boston Celtics.Los términos del acuerdo no han sido desvelados oficialmente, pero todas las fuentes señalan que Pitino ha firmado un contrato por 10 temporadas por un valor de 70 millones de dólares (unos 9.800 millones de pesetas), además del 3% de la propiedad del equiPo. Ese 3% de los Celtics puede valer alrededor de 600 millones de pesetas. Es decir, Pitino habría abandonado las relativamente tranquilas aguas azules de Kentucky por un paquete calculado en unos 10.500 millones de pesetas, a percibir durante los próximos 10 años.Los Celtics han conquistado 16 campeonatos de la NBA, pero ninguno desde 1986.Con la llegada de Pitino, los Celtics han comenzado a limpiar la casa. Empezando por el técnico, M. L. Carr, quien ha perdido más partidos en dos temporadas (126) como entrenador de la NBA que Pitino en 15 años como entrenador universitario (124).Solamente el legendario Larry Bird cuenta con la confianza del nuevo entrenador.Ciertamente, los salarios de los jugadores en la NBA han ido escalando de una manera tan rápida que cabe preguntarse hasta dónde se puede llegar. Cuál es el límite.Ahora están empezando a crecer, en espiral, los salarios de los entrenadores. Ya no es raro escuchar propuestas de cientos de millones de pesetas por temporada, de porcentajes en la propiedad del club, de control absoluto sobre las decisiones técnicas. Incluso se hacen ofertas de semejante magnitud a personas que ni siquiera han entrenado a nivel de instituto.Todo comenzó con los Miami Heat. Su propietario, el billonario Mick Arison, fue tras el técnicoPat Riley con tanta fuerza que los Heat fueron acusados por los Knicks de Nueva York de "tocar" a un entrenador con un contrato en vigor.

Más información

En aquel tiempo, hace dos años, los Heat firmaron a Riley un contrato de 400 millones por temporada y un 1,5% de la propiedad del club. Los Celtics han seguido esa estela, pero la locura no ha concluido.

Larry Brown, un técnico con fama de cambiar de equipo demasiado a menudo, ha firmado un lucrativo contrato con los mediocres Sixers de Filadelfia, a razón de 700 millones de pesetas por temporada durante el próximo lustro.

Muy probablemente la vacante de los Pacers será cubierta por Larry Bird, un jugador legendario que no ha entrenado un solo minuto a ningún equipo. Cobrará más de 500 millones de pesetas por temporada y tendrá el control absoluto sobre las decisiones técnicas del club.

Un buen entrenador de la NBA ofrece el siguiente pensamiento: "Si alguien está dispuesto a pagar esas cantidades de dinero, ¿por qué no tomarlo?".

La relación de entrenadores mejor pagados es la siguiente: Rick Pitino (Celtics, 980 millones de pesetas), Larry Brown (Sixers, 700 millones), George Karl (Sonics, 490 millones), Pat Riley (Heat, 420 millones), John Calipari (Nets, 420 millones), Mike Fratello (Cavaliers, 350 millones), Phil Jackson (Bulls, se especula con que cobra 840 millones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 11 de mayo de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50