El PNV ofreció al Gobierno reducir su capacidad normativa si retira sus recursos

El Gobierno vasco pidió al Ejecutivo central la retirada de sus recursos contra la reducción del impuesto de sociedades en Euskadi. A cambio, ofreció renunciar a la capacidad normativa plena en dicho impuesto. Con esta propuesta, reafirmada en la reunión de La Moncloa del 24 de marzo, el PNV trató de zanjar uno de los contenciosos pendientes con el Gabinete de Aznar. Aún no ha obtenido respuesta.

El encuentro celebrado en La Moncloa entre el presidente del Gobierno, José María Aznar; el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, y el lehendakari, José Antonio Ardanza, acordó la continuidad del Cupo vasco y ratificó las líneas pactadas en abril de 1996 sobre la reforma del Concierto Económico. Sin embargo, un aspecto conflictivo quedó sobre la mesa: los recursos presentados por el Gobierno central contra las diputaciones forales vascas ante el Tribunal Contencioso-Administrativo por la reducción del impuesto de sociedades del País Vasco del 35% -la tasa nacional- al 32,5%.Junto al recurso del Ejecutivo central, La Rioja y Cantabria, comunidades limítrofes a la vasca, gobernadas por el PP, presentaron, a su vez, los suyos por considerar que la bajada del impuesto de sociedades en la comunidad vasca perjudica sus propios intereses territoriales.

El Gobierno vasco ha tratado de dar salida a este conflicto pendiente con la renuncia a la capacidad normativa plena sobre el impuesto de sociedades a cambio de la retirada de los recursos por parte del Ejecutivo central. Vitoria está dispuesta a limitar su capacidad a una banda que fluctúe en el 20%

La Comisión Mixta

Esta cuestión pendiente deberá resolverla la Comisión Mixta de Cupo, que presiden, por parte del Gobierno central, el vicepresidente económico, Rodrigo Rato, y por el vasco el vicelehendakari, Juan José Ibarretxe. Dicha comisión, que se reunirá las próximas semanas, elaborará los textos de la reforma del Concierto Económico, pactado en abril de 1996, y de la prórroga del Cupo vasco, con el índice del 6,24%, para otro cuatrienio, acordado el 24 de marzo en La Moncloa. Los textos se votarán en las Cortes, previo paso por el Consejo de Ministros. Este trámite culminará previsiblemente, entre mayo y junio.Este es el mismo plazo del que goza la Ejecutiva Federal del PSOE para decidir su postura sobre el Cupo vasco. La dirección socialista expresó ayer que aún no ha adoptado una posición. Ésta será pública "una vez que se conozcan los términos del pacto al que llegaron el lunes de la semana pasada en La Moncloa el presidente del PNV y el presidente del Gobierno". El secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Ramón Jáuregui, solicitó la víspera a los dirigentes federales -en la reunión de la Ejecutiva del PSOE- que no se opusieran al Cupo vasco. La Ejecutiva Federal confirmó ayer que su posición será común a la de PSOE y PSE, compromiso que ratificó Jáuregui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0001, 01 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50