Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva frontera entre checos y eslovacos

El Parlamento checo aprobó ayer la nueva frontera entre la República Checa y Eslovaquia, que se separaron en 1993. El acuerdo, que el Parlamento eslovaco aprobó ya el año pasado, acorta la línea divisoria histórica entre los dos países de 285 kilómetros a 251,8. También se intercambian territorios por 452 hectáreas, incluidos dos pueblos, el eslovaco, Sidonie, que pasa a ser checo, y el checo U Sabotu que será eslovaco. El Gobierno checo indemnizará a los checos de U Sabotu que no admiten el cambio fronterizo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 1997