Arenas rechaza un paréntesis en la reforma laboral

El ministro de Trabajo, Javier Arenas, se mostró ayer contrario a la posibilidad de abrir un paréntesis en las negociaciones sobre la reforma laboral, tal y como ha sugerido el líder de CC OO, Antonio Gutiérrez. Arenas expresó su esperanza en que la patronal y los sindicatos digan esta misma semana si es posible o no un acuerdo.Izquierda Unida por su parte comunicó ayer a CC OO que es necesario que los sindicatos lleguen a un acuerdo con la patronal, "sin entrar en la actitud provocadora del Gobierno de interferir". Así lo anunció ayer Rosa Aguilar, portavoz de IU, antes de mantener una reunión con CC OO para explicarles su posición ante el debate parlamentario de la ley de pensiones, las enmiendas parciales que defenderá y la enmienda de totalidad que fue rechazada la semana pasada por el 93% de los. diputados.

Para el ministro de Trabajo, mientras haya propuestas tanto de las organizaciones empresariales como sindicales, hay posibilidad de acuerdo. De las declaraciones públicas de patronal y sindicatos, él deduce que "las posiciones no están enquistadas, hay flexibilidad y, en consecuencia, sigo apostando por el acuerdo". "Que haya que estar unos días matizando el posible acuerdo tiene menos importancia", afirmó. "Tampoco se va a destruir en función de 24 horas".

Desde la patronal CEOE tampoco se rechaza de plano un breve paréntesis, pero en ningún caso aceptará que las conversaciones se demoren dos o tres meses. Los negociadores de CEOE trabajan en estos momentos en concretar más sus propuestas ya presentadas a los sindicatos. Se trata de un contrato de hasta diez años de duración, la reforma de los artículos 51 y 52 del Estatuto de los Trabajadores para clarificar el despido objetivo y una indemnización menor a 45 días por año trabajado para los despidos en que el empresario no demuestre suficientemente que hay causas objetivas.

También los sindícatos sigue elaborando el documento en el que recogen su propuesta de con tratos de formación e inserción para jóvenes, con la posibilidad de ser encadenados hasta una duración total de seis años. Las cúpulas de los sindicatos y la patronal tienen previsto reunirse el próximo viernes para contraponer sus propuestas y decidir si es posible avanzar para lograr algún tipo de consenso sobre el mercado laboral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de febrero de 1997.

Lo más visto en...

Top 50