Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directiva del Madrid no intervendrá en el conflicto de Capello con varios jugadores

La directiva del Madrid está informada de los conflictos que varios jugadores han mantenido en las últimas semanas con Fabio Capello pero ha decidido no intervenir, al menos de momento. Algunos futbolistas han hecho llegar al club sus quejas por el trato que reciben del técnico. Tanto la junta como los jugadores han decidido anteponer la unidad en lugar de abrir una brecha en el vestuario que podría afectar la regularidad del equipo en la Liga. Sólo un descalabro en los resultados hará saltar los conflictos latentes. La directiva deja actuar a Capello aunque se muestra preocupada.

, El último conflicto vivido en el vestuario madridista se remonta al pasado domingo. En la caseta del estadio Rico Pérez de Alicante Fabio Capello tuvo duras palabras hacia sus jugadores en el descanso del partido contra el Hércules. Raúl fue una de las víctimas del entrenador. Capello acusó al delantero de no sacrificarse por el equipo y le llegó a llamar "estrellita". El jugador no ha querido hablar de lo sucedido. Ese mismo día el entrenador no dudó en cambiar en el descanso del partido a Fernando Sanz y a Secretario por García Calvo y Chendo. Al Madrid le acababa de empatar el Hércules y pasaba serios apuros para controlar el partido. Sanz y Secretario interpretaron su sustitución como una manera de culpabilizarles directamente de las deficiencias de sus equipo. Días antes de viajar a Alicante, Capello mantuvo una airada reunión con Secretario. El jugador portugués pidió ver al técnico después de que éste afirmara que el lateral "tiene miedo a jugar en el Bernabéu". Fernando Sanz, que realiza un trabajo complementario por decisión del técnico para mejorar su técnica, se lamentó de un comentario de Capello en el que se refería a él como "el hijo del presidente". Sanz le ha hecho llegar al entrenador su deseo de que omita su situación familiar. El defensa ha insistido en los últimos días en recordar que si continúa en el equipo es porque Capello le pidió que continuara a pesar de las ofertas que recibió de varios clubes. Pero el conflicto más virulento provocado por Capello, tiene como protagonista a Davor Suker. "Para mí los partidos sólo duran 75 minutos", es la frase que el croata lanza a modo de respuesta cuando el entrenador decide prescindir de él. Públicamente Suker no quiere mostrar sus malestar pero el club sabe de la guerra que ambos mantienen. Todas estas circunstancias, además de algunas otra quejas personales, han llegado hasta las oficinas del club. La directiva es consciente del clima que vive el vestuario, pero va a respetar todos los pasos que ha dado Capello. "Yo miro por el interés del conjunto no por el bienestar de uno", dice el entrenador.

Alfonso jugará

El Comité de Apelación de la Federación estimó ayer el recurso del Betis contra la quinta tarjeta amarilla mostrada a Alfonso por lo que podrá jugar mañana ante el Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de febrero de 1997

Más información

  • Miembros de la plantilla se han quejado del trato que reciben del técnico