Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OFENSIVA TERRORISTA

El 'comando Madrid' mata de un tiro en la cabeza a un juez del Supremo a la puerta de su casa

ETA asesinó ayer en Madrid al magistrado de lo Social del Tribunal Supremo Rafael Martínez Emperador. Un activista se acercó a él cuando llamaba al timbre del portal de su casa, en la calle de Menorca, y le disparó un tiro en la cabeza. El asesinato del magistrado, que no tenía escolta, supone "un brutal intento de amedrentamiento del Poder Judicial para que no cumpla su función" declaró el presidente de la Audiencia Nacional, Clemente Auger. El atentado fue obra del comando Madrid, que hace un mes mató en el mismo distrito madrileño de Retiro al teniente coronel Jesús Cuesta.

, El atentado de ayer se produjo en torno a las 14.30 horas, poco después de que Martínez Emperador se hubiera apeado de su coche oficial en la esquina de la calle de Narváez con la de Menorca. Tras decirle a su chófer que iba a recoger unos documentos, caminó unos metros hasta llegar al portal de su domicilio, en el número 35.Cuando pulsaba el timbre del portero automático, advirtió que se le aproximaba un hombre con una pistola, según la reconstrucción policial, pero éste no le dio opción a escapar, ya que inmediatemente le pegó un tiro en la nuca. La bala, del calibre 9 parabellum, le atravesó la cabeza y se estrelló contra el cristal de la puerta de entrada a la finca.

El magistrado, de 68 años, fue a su casa para recoger los folios de una conferencia que iba a impartir en la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, en donde tenía previsto asistir ayer tarde a un curso sobre Actualización de Jurisprudencia Laboral. La universidad decidió mantener el acto académico y convertirlo en un homenaje al magistrado asesinado.

Martínez Emperador fue asistido por un vecino. "Estaba leyendo el periódico en un bar y, al oír una detonación, me asomé a la calle. El magistrado estaba caído en la acera y sangraba a borbotones por la cabeza. Le tomé el pulso y era muy débil. Otra persona y yo le tapamos con un mantel", relató esta persona, que dijo tener "dos apellidos vascos".

Otras personas que se hallaban en un restaurante de la esquina de Menorca con la calle de Fernán González, aseguran que vieron pasar huyendo a un individuo "rubio, con gafas, de 1,70 estatura y vestido con un chaquetón beige y un pantalón azul". El presunto asesino corrió hacia la calle de Ibiza, sin que se haya precisado si allí le estaban esperando otros cómplices con un coche. El viceministro de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, declaró ayer tarde que varios testigos han reconocido fotográficamente al terrorista Jon Bienzobas Arretxe, Karaka, presunto homicida del ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente.

Vecinos de la zona relataron que vieron a un hombre corriendo mientras gritaba "asesino, asesino", añadiendo que se trataba de una persona que había: perseguido al terrorista. Según el delegado del Gobierno en Madrid, Pedro Núñez Morgades, podría tratarse del mismo etarra que mató al magistrado, que pretendería así despistar a los ciudadanos.

Martínez Emperador fue trasladado al hospital Gregorio Marañón, situado tan sólo a unos 200 metros de su vivienda. Ingresó cadáver sobre las tres de la tarde como consecuencia de una herida de arma de fuego, con orificio de entrada "a nivel de la región occipital izquierda y orificio de salida por la región frontoparietal derecha", según el parte médico.

Al hospital acudieron minutos después el vicepresidente del Gobierno, Francisco Álvarez Cascos; el presidente del Tribunal Constitucional, Álvaro Rodríguez Bereijo; el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Javier Delgado, y el presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, así como decenas de compañeros de la víctima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de febrero de 1997

Más información

  • Rafael Martínez Emperador era miembro de la Sala de lo Social