Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gerente del Niño Jesús instala un cepillo para restaurar la capilla

, La gerente del hospital madrileño Niño Jesús, María Angeles Neira, instaló el jueves sendos cepillos en la entrada del hospital y en urgencias para que todo el mundo colabore en la restauración de la parroquia del centro, cuyas obras costarán unos 12 millones de pesetas. Pero además ha enviado cartas a todos y cada uno de sus mil trabajadores para invitarles a hacer donativos. "El dinero lo podéis hacer llegar de forma anónima o personalizada en sobre cerrado, bien a nombre de la gerencia o dárselo a los capellanes", explica en la misiva. El centro es de carácter público y está gestionado por el Insalud.Algunos colaboraron de buena gana, reconoció ella misma a este periódico. Según dijo, sólo en un día se recaudó medio millón de pesetas. Pero otros han reaccionado "entre el cachondeo y la indignación", como explicó un trabajador a este periódico. "Es insólito. Es como una historia del nacionalsindicalismo o de Celtiberia show", dijo. "Somos muchos los que pensamos que éste es un tema con carácter confesional y que debía estar al margen del hospital. Si ella quiere pedir donativos debe hacerlo a nivel particular y no como gerente del hospital", agregó.

El trabajador, que prefirió no aparecer con su nombre por temor a represalias, entiende, además, que al dirigirse por carta a los empleados, existe "una clara coacción", extremo en el que no coincide con la gerente, airada por la publicidad de la noticia. "Es una carta de compañero a compañero. Es como cuando usted va a misa y le ponen el cepillo. Pues echa o no echa", argumentó.

María Angeles Neira expone en la carta las excelencias del hospital, dedicado íntegramente a pediatría, y entiende que su "auténtica joya" es la iglesia, construida el siglo pasado. Tras informar que ha requerido ayuda económica para su restauración a distintos organismos, exhorta a sus trabajadores a hacer lo propio apelando a su "generosidad en el afán común de recuperar nuestro patrimonio".

Fuentes del Insalud no dudaron ayer de calificar esta iniciativa de "pecado de juventud" en el cargo por parte de la gerente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997