Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otra lesión deja a Bebeto fuera de una convocatoria del Sevilla

El realismo mágico de Brasil tiene en Bebeto a uno de sus más fieles exponentes. Justo cuando a la sede del Sevilla llegó el rumor de que el jugador no se encontraba a gusto, aparecieron en su destino dos inesperadas lesiones que le han impedido jugar los cinco partidos que le privarían ser traspasado. Bebeto no podrá jugar hoy ante el Deportivo en Copa por un esguince. Tampoco lo hizo contra el Rayo por una gripe.

Ayer, cuando la ciudad se despertó con la noticia de que el jugador le había pedido al técnico José Antonio Camacho que no lo alineara ante el Depor, el brasileño chocó contra un compañero en el entrenamiento, viéndose obligado a visitar a los servicios médicos. La suspicacia se apoderó de inmediato de quienes observaban el entrenamiento porque era difícil no asociar la lesión con el hecho de que el representante del jugador en España, Javier Escudero, hubiera declarado horas antes: "Bebeto siempre tuvo su corazón en La Coruña. Tal vez sea ahora el momento oportuno para que pudiese regresar".Escudero dijo también que además de que el jugador "estaría encantado", "el Sevilla tenía problemas económicos" para retenerlo. Sin embargo, en el camino se cruzaba el partido de hoy contra el Deportivo porque en caso de que lo jugara cumpliría los cinco partidos que automáticamente le cerraban esa posibilidad.

El médico del equipo, Antonio Leal González, diagnosticó que el jugador presentaba un esguince de tobillo que lo deja, por ahora, al margen de la convocatoria. La lesión se produjo sólo tres días después de que un resfriado lo dejara fuera de la convocatoria liguera ante el Rayo, partido que se aplazó por la nieve. "Es mejor dejarlo fuera porque está costipado", declaró el viernes Camacho. En ese momento se interpretó que la ausencia de Bebeto era una llamada de atención por parte del técnico porque no se había presentado el 2 de enero al primer entrenamiento del año. Mientras el equipo cumplía la doble sesión de ese día, jueves, Bebeto viajaba en el AVE. A las 6.30 llegó a Sevilla y anunció que llegaba a esa hora porque así le habían dado los billetes en el club.

Ayer, el propio protagonista de esta serie de coincidencias salió en su propia defensa. "Estoy muy contento aquí, con la afición, con la gente", dijo. "Pero el Sevilla tiene muchos problemas económicos y yo tengo tres hijos, una familia. No sé si el Sevilla va a poder mantenerme".

Sin embargo, fue enfático en aceptar que las lesiones fueran una coincidencia porque "es un profesional", y acto seguido dijo desconocer si había un interés del Deportivo por volver a contar con él. Por su parte, Camacho, más pragmático, opinó que a él le parecía normal porque si una persona ve que en su trabajo no le pueden mantener se tiene que buscar otra cosa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de enero de 1997

Más información

  • El brasileño sólo ha jugado cuatro veces y puede ir al Depor