Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mireille Hartuch, cantante

"Cantar no es suficiente, yo les enseño a vivir", afirmaba a propósito de sus alumnos Mireille, la patrona del pequeño conservatorio de la canción, que acaba de fallecer a los 90 años en una clínica de París.Esta mujer menuda, de graciosa voz aguda, reinaba desde hace 36 años en el pequeño conservatorio. Lo había fundado en 1955 y lo dirigió hasta 1975, aunque continuaba supervisándolo con ternura. Su primer alumno fue Ricet Barrier, y entre los famosos que han pasado por su institución se encuentra gente como Françoise Hardy, Michel Berger, Alice Dona, Jacqueline Danno, Colette Magny, Hughes Auffray, Sapho o Alain Souchon, que luego continuaron siendo sus amigos.

Actriz, cantante, compositora, viuda del escritor y periodista Emmanuel Berl, Mireille Hartuch nació en París en 1906. Niña prodigio; comenzó a tocar el piano a los dos años. Alumna del Conservatorio Nacional de Música, debuta como actriz en el Odeón en Las bodas de Fígaro y otras célebres óperas. Junto con un amigo compone una opereta, Fouchtras, que nadie quiere representar. Inicia su carrera musical con Jean Gabin por los cabarés parisienses y pronto obtiene un papel en Better sweet, que Noel Coward monta en Nueva York, donde descubre las luces de Broadway y conoce a Cole Porter, George Gershwin y Bing Crosby.

Vuelve a América en 1932, al Hollywood de Bustger Keaton y Charles Boyer, y allí recibe un telegrama que le anuncia que Couché dans le foin, una de la arias de su denostada opereta, es el gran éxito que canta todo París y que consigue el gran premio del disco. Retorna a Francia, graba y alcanza un gran éxito, sus canciones las tararea Maurice Chevalier, la visten modistas importantes y tiene programas de radio.

Casada en 1937 con Emmanuel Berl, la pareja se refugia en Corréze durante la ocupación y colabora con la resistencia. Terminada la guerra, reemprende su actividad musical y multiplica sus éxitos junto a Jean Nohain con interpretaciones como La Vieux Chäteau, Una demoiselle sur une balampoire o Puisque vous partez en voyage; así hasta seiscientas canciones. Festejada por el Tout-París de las artes y las letras -era amiga de Colette, de Cocteau, de Camus, de Ma1raux, que conoció en la resistencia, de Sacha Guitry-, Mireille señala en sus memorias Génération Mireille, que "no contaba con una gran voz".

A los 88 años, en mayo de 1995, con una nueva imagen, vestida por Christian Lacroix, participa en un recital en Chaillot, canta sus viejos éxitos y sorprende con nuevas canciones, y cuatro meses más tarde, sola en el escenario, vuelve entusiasmar con su viejos éxitos. Comendadora de la Legión de Honor, seguía consagrada a buscar nuevos talentos musicales en su pequeño conservatorio. Solía decir: "La juventud es contagiosa".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de diciembre de 1996