Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ofertas de televisión por satélite llueven sobre los franceses

En cuestión de pocos días de diferencia, la oferta de televisión digital disponible en Francia, vía satélite, se ha triplicado. Hasta ahora sólo existía CanalSatellite, una sociedad hija de Canal Plus, que cuenta ya con 180.000 abonados; pero antes de que acabe el año habrán en trado en funcionamiento otras dos, TPS y AB Sat. Esta triple competencia es de momento un caso único en Europa. TPS pretende alcanzar los 200.000 abonados dentro de un año y 700.000, antes del 2003, pero lo cierto es que gran parte de su oferta no es sustancialmente distinta de la que ya disfrutan los abonados al servicio por cable. Para captar TPS hay que proveerse de un descodificador Viaccess, a 45 francos por mes (1.125 pesetas) y abonarse cuesta 190 francos (4.750 pesetas) mensuales, "una cifra muy inferior a los 300 francos que hay que pagar para acceder a CanalSatellite", explica con una brizna de tendenciosidad Guy de Panafieu, miembro de la principal sociedad accionista de TPS. En efecto, los 300 francos de CanalSatellite incluyen también el acceso a Canal Plus.El accionariado de TPS es un complicado puzzle, fruto de un inestable equilibrio de fuerzas. El 25% lo tiene la cadena privada generalista TFI, controlada por el grupo Bouygues. Otro 20% está en poder del canal juvenil hertziano M-6. El mismo porcentaje ha sido aportado por la Compagnie Luxemburgeoise de Télédifussion. La Lyonnaise de Eaux tiene sólo el 10%, pero es socio importante de todas las otras sociedades. Por fin, la telefónica pública France Telecom aporta un 17% y France Télévision, la empresa que gestiona los dos canales públicos, ha desembolsado un 8%.

AB Sat, era, hasta ahora, la principal sociedad productora francófona de obras de ficción para la pequeña pantalla. A partir de esté momento se pone en marcha en el mercado de la televisión por satélite gracias a la venta del 22% de sus acciones. Su objetivo es difundir 18 canales, la mayoría de ellos alimentados por programas de AB Productions. El. precio mensual del abono va de los 49 francos mensuales a los 199, según sea el número de canales comprados. "No boxeamos en la misma categoría que CanalSatellite o TPS", reconoce Claude Berda, junto con Jean Luc Azoulay principal accionista del invento.

La novedad real, al margen de su viabilidad económica,, es la de crear un tercer o cuarto mercado para las películas: al del cine le sigue el de los pases en televisión hertziana o Canal Plus para luego entrar en una dinámica de redifusiones cada vez más especializadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de diciembre de 1996