Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP formaliza hoy el 'despido' de la empresa de las multas

La gestión privada de multas le ha costado al Ayuntamiento más de mil millones en sanciones anuladas y un grave deterioro en su imagen pública. Tres meses después dé iniciarse esa experiencia, José María Álvarez del Manzano, alcalde de Madrid, y su amigo personal, Pedro Bujidos, concejal de Hacienda, formalizan en el pleno municipal de hoy el despido de la empresa EDS, contratada para entregar las sanciones en el domicilio de los infractores y poner fin así al hábito de no recoger las multas cuando las entregaba el cartero.Las irregularidades cometidas por la empresa han superado las anunciadas por la oposición, y Bujidos intentará afrontar hoy ese fracaso político apoyándose en un informe técnico: el expediente que recoge las irregularidades de la empresa. La oposición, por su parte, pide la dimisión del alcalde y que se anulen todas las multas "contaminadas" por la empresa. Sobre ese punto gravitará el debate en el pleno de hoy: el alcance real de los daños causados por la gestión de la empresa a las arcas municipales.

El alcalde presentó esa medida privatizadora como la única forma de acabar con el olvido ciudadano a la hora de pagar las multas. Con el sistema tradicional -envío de las multas por correo-, el Ayuntamiento apenas conseguía entregar el 7% de las denuncias impuestas (12.000 diarias) y cobraba el 4% de ellas. La empresa EDS se comprometió a conseguir un aumento en sanciones entregadas y, por tanto, cobradas.

Sin embargo, no ha podido entregar el 28% de las multas, y hace justo una semana, el viernes pasado, Pedro Bujidos tuvo que firmar un decreto que archiva 73.282 sanciones anuladas por las irregularidades detectadas en las multas gestionadas. Esa medida se basa en el control realizado por el Centro Municipal de Informática (Cemi) sobre una muestra de las multas gestionadas por la empresa.

Informe apresurado

Tras relatar la presencia de un notificador a la misma hora en dos puntos distintos de Madrid, así como el uso sistemático de tipex para borrar documentos firmados antes de acudir a los domicilios, el informe concluye que "el conjunto de incidencias señaladas no tiene por qué ser la totalidad de las realmente producidas, toda vez que muchas de ellas pueden haber pasado inadvertidas como consecuencia de la premura de tiempo con que se ha elaborado el informe".La oposición se apoyará en este punto para reiterar su propuesta de que el gobierno municipal anule la totalidad de las multas gestionadas desde el pasado septiembre. Fuentes municipales cifran éstas en más de 500.000 sanciones. Pedirán así mismo que se anulen los tributos notificados junto con las multas en vía de apremio, lo que puede elevar la cifra de las cantidades anuladas a más de 5.000 millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de diciembre de 1996