Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere la niña más pequeña de los quintillizos de Madrid

La niña más pequeña de los quintillizos nacidos el pasado 10 de diciembre en el hospital La Paz de Madrid murió durante la mañana de ayer. La pequeña no llegaba a los 500 gramos de peso, por lo que su estado era especialmente crítico. Según el padre de los bebés, Tomás R. R., representante de quesos y vinos de profesión, la familia se encuentra "muy afectada" por el fallecimiento. "Nuestros niños están muy delicados, no están como los sextillizos de Huelva que no necesitan respiración asistida", señaló ayer el padre, pocas horas después de perder a una de sus hijas. El hospital La Paz no facilitó ayer datos médicos sobre las circunstancias de la muerte de la niña. Tampoco se ha dado a conocer si el embarazo múltiple es consecuencia de un tratamiento de infertilidad.El Ayuntamiento de Alcobendas, localidad del norte de Madrid donde residen los padres de los quintillizos, afirma que es "sensible a los futuros problemas de la pareja". El padre de los ahora cuatrillizos -tres niños y la niña que sobreviven- no ha solicitado ayuda a los servicios sociales del municipio, aunque el padre de los niños dijo ayer que acudirá al Ayuntamiento cuando puedan comprobar "la evolución de la salud de los pequeños". Y añadió: "Hacerlo antes sería precipitarse".

La pareja lleva un año viviendo en la urbanización Cuestablanca de Alcobendas, una construcción iniciada en 1988 por la cooperativa PSV. Los vecinos de la pareja saben que la familia iba a tener quintillizos desde el mes de septiembre. "Al principio los médicos detectaron tres fetos y, más tarde, los cinco. La madre lo ha llevado siempre muy bien", explicaba ayer una de las vecinas de la pareja.

La embarazada abandonó su domicilio hace casi un mes para ser controlada por los ginecólogos de La Paz. "Llevaba más de 15 días con contracciones y se ve que la mujer no ha podido aguantar más", señaló otra de las residentes del bloque, quien aseguró que Araceli "iba doblada por el peso de los niños" en los últimos tiempos.

Los sextillizos están bien

Mientras tanto, los sextillizos de Huelva evolucionan favorablemente. Ayer cumplieron una semana de vida y, según los médicos que los atienden en el hospital Juan Ramón Jiménez, los seis podrían abandonar las incubadoras en un mes. La madre de los bebés, que pesaron al nacer entre 700 y 1.400 gramos, Rosario Clavijo podría abandonar el hospital la próxima semana. La Junta de Andalucía ayudará a la familia con la construcción de una casa y la alimentación y la compra de los pañales de seis niños durante el primer año.Tanto ella como el padre, Miguel Ángel Raposo, de profundas creencias religiosas, acogieron ayer de forma "emocionada y satisfactoria" la llegada de la confirmación de la bendición del Papa Juan Pablo II, que le fue entregada por carta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de diciembre de 1996