Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal declara nula la licencia de la hormigonera vecina de un colegio

El fiscal de Medio Ambiente Emilio Valerio, considera nula la licencia de obra y actividad concedida por el Ayuntamiento de Madrid a una planta dosificadora de áridos y cementos situada junto al colegio Juan Zaragüeta, en Hortaleza. Valerio aduce que la empresa Morteros y Áridos Especiales, SA, actuó "de mala fé" al no avisar de sus planes a la escuela, pese a que así lo obliga la normativa local, sobre actividades molestas, insalubres, nocivas y peligrosas.Padres y profesores se enteraron del proyecto a final de curso, al preguntar, al consistorio sobre las obras que avanzaban a veinte metros de sus aulas. El fiscal Emilio Valerio cree que la mala fe se refleja también en que las notificaciones enviadas a dos empresas colindantes llevaban señas erróneas por lo que no llegaron a destino.

El fiscal afirma, además, que la decisión municipal de conceder la, licencia pese a la falta de notificación a los afectados "podría dar lugar a exigencias, en la jurisdicción penal". "Los funcionarios que tramitaron el expediente han manifestado en esta fiscalía que era conocido por los mismos el emplazamiento del colegio, no correspondiendo a su sección efectuar las notificaciones", añade el fiscal.

Este periódico trató sin éxito de localizar en la tarde de ayer a la concejal. de Hortaleza, Carmen Rodríguez-Flores.

Carlos Casado, uno de los responsables de la planta dosificadora de hormigón, aseguró ayer desconocer la decisión del fiscal. "Actuaremos conforme a lo que la normativa nos, diga, si nos tenemos que quedar en casa lo haremos, eso sí, puede que, a consecuencia de ello haya personas quese queden sin trabajo afirmó Casado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de octubre de 1996