Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AlE perderá 178.700 millones en 1997, el 56,6% más que este año

La Agencia Industrial del Estado (AIE), el grupo que preside Francisco Prada, tiene unas pérdidas proyectadas de 178.722 millones de pesetas en 1997, cifra que supone un aumento del 56,6% respecto a 1996, ejercicio en el que se estiman unas pérdidas de 114.092 millones, según los estados financieros de los Presupuestos Generales del Estado para 1997. CSI-Corporación Siderúrgica será la única empresa de la AlE que obtendrá beneficios; prevé ganar el año próximo 4.086 millones, una cifra que implica una reducción del 65,5% sobre los 11.865 millones que espera obtener este año.

Entre las que empeorarán resultados figura AHV-Ensidesa Capital, cuyas pérdidas aumentarán el 6,9%, desde los 43.350 millones de números rojos calculados para este año a los 46.384 que se contabilizan para el próximo. También acrecienta pérdidas la constructora de buques Bazán; en 1997 serán de 11.673 millones, frente a los 6.495 millones que prevé perder en 1996. Hulleras del Norte (Hunosa) es la empresa de la AlE que saldrá peor parada. Si este año va a perder 23.017 millones, el que viene perderá 75.832 millones, es decir, el 229,4% más.

Minas de Figaredo aumentará las pérdidas en el 43% y llegarán a 7.953 millones; la empresa de armamento Santa Bárbara perderá 16.872 millones este año y 13.638 millones el año próximo. Por contra, la División de Construcción Naval de la agencia (DCN) mejorará en mucho sus cuentas. Sus pérdidas pasarán desde los 85.626 millones previstos para este año a 1.755 millones en 1997. Esta mejora se debe principalmente a los compromisos suscritos en el Plan Estratégico de Competitividad.

La deuda de Renfe

La compañía ferroviaria RENFE reducirá su endeudamiento durante el último trimestre de 1996 en 124.000 millones. La deuda pasará de 1,344 billones a 1,220 billones. Este recorte se conseguirá por el atraso que adeuda el Estado (71.000 millones); por el pago de otros organismos, como Correos (otros 20.000 millones) y por el adelanto de la aportación presupuestaria (hasta 33.000 millones).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de octubre de 1996