Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP catalán celebrará su congreso sin ponencia política

El Partido Popular (PP) de Cataluña celebrará su congreso sin debatir una ponencia política, en contra de lo que había previsto inicialmente. El proyecto de ponencia política estaba siendo elaborado por el presidente regional, Aleix Vidal-Quadras, pero a la vista de que había perdido la confianza de la dirección ha declinado cumplir este encargo. Los organizadores del congreso decidieron ayer que las orientaciones políticas del congreso sean las que contenga el programa del candidato a presidente regional que resulte elegido.Pero de momento no hay tampoco candidato alguno. Los responsables provinciales del partido en Cataluña han iniciado conversaciones para elaborar una candidatura susceptible de lograr una mayoría en el congreso del día 28. Hasta ahora lo único que ha habido han sido tomas de posición en contra de algunos posibles candidatos, como Alberto Fernández y Simón Pujol.

Vidal-Quadras debía haber entregado el día 9 el proyecto de ponencia política a la comisión organizadora del congreso, según el calendario fijado. Era el mismo día en que presentó en Madrid su renuncia a la reelección ante el comité ejecutivo. El día 12 comunicó a la comisión organizadora del congreso regional que "declinaba" la responsabilidad de redactar el proyecto de ponencia política. Disponía ya de un borrador, pero decidió no presentarlo como proyecto. Sugirió que le sustituyera en esa función el diputado Juan Ignacio Llorens, un dirigente muy identificado con sus posiciones, pero éste también renunció.

Alberto Fernández

La crisis provocada por la obligada renuncia de Vidal-Quadras a la reelección ha movido a algunos dirigentes a reclamar que la dirección indique cuál es su candidato para sustituirle. Pero fuentes próximas al coordinador general, Angel Acebes, aseguraron ayer que la dirección del PP no va a intervenir en el congreso regional de Cataluña señalando como favorito a un candidato. La dirección espera, agregaron, que la organización catalana sea capaz de articular una candidatura susceptible -de obtener un amplio apoyo en el congreso.Los partidarios de que el sucesor de Vidal-Quadras en la presidencia regional sea Alberto Fernández Díaz, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, sostienen que éste cuenta con el beneplácito de los principales líderes del partido, incluidos el presidente, José María Aznar, y el secretario general, Francisco Álvarez Cascos.

El más destacado miembro de este sector, el secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Jorge Fernández Díaz, rompió ayer el silencio en que se ha mantenido en las últimas semanas para afirmar que el actual secretario general regional, Simón Pujol, no puede ser un candidato de consenso porque está identificado con la política de Vidal-Quadras que ahora se pretende renovar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de septiembre de 1996