Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN BOSNIA

Izetbegovic promete una Bosnia unificada al cerrar la campaña electoral

ENVIADO ESPECIALDayton es todo o nada. Ése es el mensaje principal del mitin con que partido gobernante bosnio (SDA, nacionalista musulmán) cerró ayer en Sarajevo la campaña electoral. El presidente Alia Izetbegovic dijo ante las 30.000 personas congregadas en el estadio de Kosevo que su partido tiene como objetivos irrenunciables una Bosnia unificada y el regreso de los refugiados expulsados de su tierra por los serbios. Cualquier intento de parcelar los acuerdos de paz firmados año pasado en Estados Unidos está destinado al fracaso, según el septuagenario dirigente musulmán, que pidió a los bosnios un voto masivo por el SDA.

La jornada de hoy es de reflexión el sábado Bosnia acude a las urnas en las primeras elecciones as casi cuatro años de guerra. Izetbegovic ha mantenido hasta último momento el interrogan sobre la presencia de su partio en las urnas, buscando garantias de Estados Unidos sobre el futuro del Estado perfilado en Dayton. Ayer dijo a los suyos que se ha pasado el Rubicón y que el camino por delante será muy duro y muy largo, pero es a el único posible. "Hay que dar paso al futuro y perseguir la utopía".Miles de banderas verdiblancas del SDA y muy pocas bosnias ondeaban en el estadio de Kosevo desde horas antes de que comenzara el acto electoral en un Sarajevo bloqueado por caravanas de automóviles de diferentes artes de la Federación. Algunos llegados desde lugares tan alejados como Bihac, con escolta policial incluida.

El despliegue propagandístico el partido de Izetbegovic ha adquirido cotas desproporcionadas en un país destruido y sin recursos. El SDA no sólo ha encarteado ciudades y pueblos con consignas ("él solo y el único") y fotografías de sus candidatos, sino que ha puesto sus iniciales hasta en el asfalto de las carreteras.Miles de adolescentes cantando rítmicamente "Alá es grande" eran ayer la fuerza de choque de los nacionalistas musulmanes en la fiesta en que se convirtió la capital bosnia, en la que el toque de queda ha sido levantado hasta el 20 de septiembre.

Los más jóvenes eran también gran mayoría en el estadio olímpico de Sarajevo, que acaba de ser restaurado por las fuerzas de la OTAN, además de los más jaraneros y participativos. El resto de los presentes en Kosevo, tomado por cientos de policías de la Federación y unidades especiales antidisturbios, era gente de mediana edad.

Acto colorista

Las personas por encima de los 60 años brillaban por su ausencia en un acto organizado al modo de las manifestaciones electorales más coloristas, cantantes y globos incluidos. El escenario para los oradores estaba presidido por un gran montaje gráfico del círculo de estrellas azules de la Unión Europea intercalado con las flores de lis del escudo bosnio.Izetbegovic, recuperado aparentemente del ataque al corazón que sufrió el año pasado, se lamentó del poco tiempo que radio y televisión, bajo su control, han dedicado a su partido, "el de todas las personas que aman a Bosnia". Los observadores internacionales de la campaña electoral coinciden sin embargo, en que el SDA ha monopolizado virtualmente los medios de comunicación. En su discurso, de talante neutro y acogido por sus partidarios con el estricto entusiasmo de ritual, reclamó para el SDA el centro del espacio político y desacreditó en su conjunto a la oposición, sin mencionar nombres ni formaciones. "No esta mos dispuestos a olvidar, como quieren ellos, lo sucedido en estos cuatro años ni a desmilitarizar nuestro país".

El presidente bosnio, que se deshizo en elogios a las mujeres de su país por su papel en el ejército y en sus casas, prometió que las elecciones en el territorio de la Federación de musulmanes y croatas serán "dignas y sin incidentes". "Las provocaciones", añadió, "se quedan para, los otros", añadió aludiendo a los serbobosnios.

El Partido por Bosnia, del ex primer ministro Haris Silajdzic, y la Lista por Bosnia, una coalición de liberales y socialdemócratas, son los dos únicos rivales del SDA, que mueve indisputado los hilos del poder y el dinero y al que las predicciones consideran seguro ganador de los comicios. Del mensaje final de Izetbegovic estuvieron ausentes las referencias a serbios y croatas. Tan sólo pidió a sus seguidores que no crean a la televisión de Pale, capital serbobosnia, cuando a partir del domingo comience a anunciar el triunfo histórico de los suyos. En los comicios del sábado las dos mitades de Bosnia eligen sus respectivos Parlamentos por cuatro años y una presidencia tripartita por dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de septiembre de 1996

Más información

  • Hoy jornada de reflexión antes de la votación