Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dole pierde el impulso que ganó en la convención, según los sondeos

Al hilo de una cadena de encuestas que reflejan una gran confusión en la opinión del electorado de Estados Unidos, el candidato republicano, Bob Dole, parece haber perdido rápidamente el impulso ganado la pasada semana en la convención de su partido, y el presidente Bill Clinton vuelve a asentarse cómodamente en una ventaja de dos dígitos. Ése es el resultado de los dos últimos sondeos reseñables, según los cuales Dole ha retrocedido en 48 horas más de la mitad de los puntos que ganó en San Diego. El fin de las vacaciones de Clinton y su frenética incorporación a la actividad política en Washington puede ser uno de los factores que expliquen esa evolución.

La brutal oscilación de las encuestas, que en menos de una, semana han pasado de 20 puntos de ventaja para Clinton a sólo dos, después, y otra vez a 12, recientemente, manifiesta, sin embargo, una gran incertidumbre sobre los resultados en el futuro, y deja esta carrera electoral abierta a cualquier posibilidad.La última encuesta dada a conocer, la presentada el martes por la cadena de televisión ABC, situaba al candidato republicano 12 puntos por detrás del presidente (37% a 49%, con un 10% para Ross Perot). Ese resultado venía a confirmar otro sondeo, hecho público el día anterior por el diario The New York Times y la cadena de televisión CBS, que otorgaba a Clinton una ventaja de 11 puntos (50% a 39%).

Esos mismos medios, según han contado, habían efectuado dos días antes otras encuestas en las que la victoria del presidente era de sólo cuatro puntos, de acuerdo a la cadena ABC, o ambos candidatos estaban "virtualmente empatados", según The New York Times.

La explicación que los autores de las encuestas dan a esa oscilación es la de que las entrevistas para los primeros sondeos fueron hechas durante el fin de semana, todavía bajo los efectos de la euforia desatada por la designación de Jack Kemp como candidato a la vicepresidencia, la Convención Republicana celebrada en San Diego, el discurso del propio Robert Dole y su oferta de reducir los impuestos en un 15%.Bajo esa misma euforia fueron elaboradas recientes encuestas de Gallup para la cadena CNN, que daba a Clinton una ventaja de cinco puntos, otra de Newsweek que reducía esa distancia a un 2% y otras de medios más modestos en los que el margen entre ambas candidaturas era también de un solo dígito. Pero pasó la covención, Clinton regresó a Washington, acudió a ayudar en la reconstrucción de una de las iglesias negras quemadas en los últimos meses en ataques racistas, anunció la firma de tres populares leyes en tres días, y las encuestas cambiaron de orientación.Los expertos advierten, sin embargo, que el estado de la opinión pública es tan inestable que cualquier pequeña circunstancia electoral -como podría ser la comparecencia de Dole junto al famoso general Colin Powell en un acto de veteranos de guerra- puede tener un efecto desproporcionado en las encuestas.

En ese sentido, es de esperar en los próximos días un nuevo vuelco en los sondeos como consecuencia de la Convención Demócrata, que comienza el lunes en Chicago, y del viaje en tren que llevará al presidente Clinton desde Washington hasta esa ciudad de Illinois con numerosas paradas en localidades de cinco Estados diferentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996

Más información

  • Las encuestas reflejan una gran confusión en el electorado