Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mayor rechaza la petición de IU de convocar una reunión urgente del Pacto de Madrid

No habrá reunión extraordinaria del Pacto de Madrid. El Ministerio del Interior respondió ayer mismo a IU negando la posibilidad de convocar antes del otoño a las fuerzas parlamentarias contra el terrorismo. Izquierda Unida, al igual que el PNV, pretendía llevar a este foro la negativa del Gobierno a desclasificar los documentos secretos del Cesid que reclaman los jueces del caso GAL y la excarcelación del general Rodríguez Galindo. El ministro, Jaime Mayor Oreja, afirmó ayer que, tras realizar una ronda de consultas, la mayoría de los grupos parlamentarios prefiere que la próxima reunión se realice en octubre o noviembre. El ministro replicó a IU que las "escenificaciones de desacuerdos" son aprovechadas por los terroristas.

El inicio de las tareas de gobierno va alejando las estrategias del Partido Popular y de Izquierda Unida, que hasta el pasado día 3 de marzo coincidieron en más de un aspecto. Ahora, el papel de los populares, especialmente en lo que se refiere a la actitud ante las actividades de los GAL, está transformando el acercamiento en enfrentamiento.Jaime Mayor Oreja, en una declaración difundida ayer por el gabinete de prensa de su ministerio, argumenta que las escenificaciones de los desacuerdos en foros que nacen esencialmente para el acuerdo son especialmente preocupantes, y siempre la experiencia nos dice que son aprovechadas por los terroristas". Una forma diplomática pero inequívoca de acusar a Izquierda Unida de cierta irresponsabilidad por pedir la convocatoria extraordinaria del Pacto.

Un reproche que comparte el ex diputado de IU y actual portavoz del Partido Democrático de la Nueva Izquierda Diego López Garrido. "Pedir ahora una convocatoria extraordinaria y no esperar hasta la reunión ordinaria, que se celebrará pronto, sólo serviría para explicitar claramente las divergencias existentes y para debilitar la unidad de los demócratas contra ETA, que debe ser el núcleo central de los pactos", explicó.

También la portavoz de Izquierda Unida-IC, Rosa Aguilar discrepa. Ayer reveló que no votó la propuesta defendida por el coordinador general de la coalición, Julio Anguita, a favor de convocar una sesión extraordinaria del Pacto, según informa Europa Press. Aguilar, que tampoco votó en contra de la iniciativa, justificó su posición aludiendo a sus "dudas" sobre la redacción de la petición.

Con ella son tres los miembros de la coalición que no suelen ser críticos con las posiciones del coordinador general que no votaron a favor de su propuesta en la ejecutiva federal del martes. Los otros dos -que votaron en contra- son Pedro Antonio Ríos, del PCE, e Isabelo Herreros, de Izquierda Republicana.

El Ministerio del Interior afirma en el comunicado que la mayoría de los partidos que forman parte del Pacto de Madrid han expresado claramente su deseo de que la próxima reunión se celebre con carácter ordinario en las fechas previstas, entre octubre y noviembre próximos.

El ministro recuerda a Izquierda Unida que quien tiene el mandato para realizar la convocatoria de las reuniones y fijar el orden del día es él, por encargo de los propios partidos políticos. Jaime Mayor Oreja invoca que "dentro del Parlamento hay otros foros donde debatir a fondo" sobre si los papeles secretos del Cesid deben o no ser entregados a la justicia, "como se pone de manifiesto en la propia iniciativa de IU". En esa iniciativa, aprobada el martes por la ejecutiva federal de Izquierda Unida, se pide la comparecencia en el Congreso del presidente del Gobierno, José María Aznar, para que dé una explicación, y se propone una reunión de la Comisión de Secretos Oficiales.

El coordinador de IU-EB en el País Vasco, Javier Madrazo, replicó a Mayor Oreja que "el consenso que había ganado, lo ha perdido desde el pasado día 2 [cuando el Gobierno acordó no desclasificar los documentos] y le va a costar recuperar ese terreno, porque ha adoptado dos decisiones contrarias a la voluntad del Parlamento vasco y de la mayoría de la ciudadanía de Euskadi, partidarios de la elaboración de un plan e acercamiento de los presos de ETA y de que sean desclasificados los papeles del Césid".

También el PNV está enojado. La negativa de Mayor Oreja coincidió con una dura queja de Iñaki Anasagasti, portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, que acusó al PSOE y CiU de "obstruir" la convocatoria de los partidos integrantes del Pacto, y anunció que, en todo caso, cuando se realice la reunión, pedirá al Gobierno explicaciones por la no desclasificación de los documentos secretos sobre los GAL. El portavoz del PNV ironizó: "Si teóricamente no tuvieran ningún temor a nada, [PSOE y CiU] tendrían que dar luz verde a la reunión".

Anasagasti añadió, también en un comunicado, que el PNV tiene "especial interés" en que se reúnan los portavoces de la Comisión de Secretos Oficiales. Ya el pasado viernes, Xabier Arzalluz, líder del PNV, precisó que en esa comisión su partido pedirá explicaciones sobre si los documentos del Cesid afectan o no a la seguridad del Estado y si mantenerlos bajo secreto supone una forma de impedir que los jueces obtengan pruebas sobre los GAL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996

Más información

  • El ministro asegura que cuenta con el apoyo de la mayoría de los partidos