Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Discreto debú de Rivaldo con el Deportivo

Riazor se vistió de gala para recibir a la nueva estrella del Deportivo, Rivaldo, el hombre que debe hacer intentar olvidar las filigranas de Bebeto. El brasileño jugó desde el principio e intentó corresponder al interés del público, pero su evidente falta de adaptación al equipo le impidió lucirse. El que sí lo hizo fue Martins, que llevó la manija ofensiva del Deportivo y dio un recital de buenos pases.Rivaldo apenas mostró detalles de su clase, aunque el público se mostró comprensivo y le aplaudió siempre. La marca del veterano Joáo Pinto fue un examen demasiado exigente para un jugador que acaba de aterrizar en su nuevo club y que se tomó un descanso de 10 días tras Atlanta 96. Habrá que esperar un poco más para ver si el brasileño aporta el toque de fantasía que le falta al Deportivo.

Pero el partido tuvo algunos aspectos interesantes. Martins demostró que no sólo sabe jugar en la banda izquierda. Actuó como media punta por el centro y no eludió la responsabilidad para pedir el balón y jugarlo con criterio. Sin embargo, sus buenas acciones ofensivas echaron de menos un mayor acierto de sus compañeros en el remate.

Por ahora la vía más fácil del Deportivo para llegar al gol son los centros de Armando y la cabeza de Madar. En los dos últimos encuentros de pretemporada el francés ha conseguido tres goles de esta forma.

Goleada del Atlético

El Atlético de Madrid, según informa Luis Fernando Durán, derrotó ayer al Fuenlabrada, de Segunda B, por 1-5. Marcaron Biaggini (m. 2), Paunovic (m. 31), Simeone (m. 33), Roberto (m. 82) y Tomic (m. 86). Simeone falló un penalti. Al término del encuentro, Antic anunció que Caminero se reincorporará hoy a los entrenamientos y que podrá jugar la Supercopa.En otros amistosos jugados ayer, el Tenerife venció al Marítimo (2-1), el Valladolid goleó a domicilio al Toledo (2-7), el Racing perdió en Mérida (3-1), el Espanyol salió derrotado en Las Palmas (2-1), el Extremadura y el Córdoba empataron a cero, y el Rayo cayó en los penaltis en Almería tras un 2-2.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de agosto de 1996