Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Decepción

La carta publicada el día 9 de agosto en su sección Opinión del lector, de una visitante a Madrid desde Nueva York no me sorprende en absoluto. Desde mi domicilio en la zona centro de Madrid, puedo afirmar que los robos e intentos de robo contra los turistas presentan un espectáculo diario.. Como ciudadano británico que ha elegido vivir en Madrid por sus múltiples atractivos, y que no deja de elogiar la ciudad ante mis compatriotas, me siendo decepcionado y frustrado viendo cómo tantos visitantes de Madrid llevan con ellos el recuerdo desagradable de haber sido víctima de un robo. Mis propias observaciones me llevan a sospechar que los autores de estos actos son un grupo muy reducido de individuos que actúan con casi total impunidad, y que suelen elegir como víctimas a los más "fáciles". Es decir, personas mayores de edad poco preparadas para responder al una agresión de este tipo.Puede que las pérdidas de unos individuos en visitas de poca duración a Madrid no representen razón suficiente como para que las autoridades se molesten demasiado. Pero si cada uno de estos desafortunados contara su experiencia tan sólo a su familia y a su círculo más próximo de amigos, sin contar con las personas como su corresponsal de Nueva York, que accede a organizaciones profesionales, ¿cuál sería el resultado?

Sin duda es un problema que existe en alguna medida en todas las ciudades del mundo. Lo triste es cuando su frecuencia parece ser tan incontrolada, que llega a ser una preocupación importante en el momento de elegir el destino para un viaje de turismo, anteponiéndose a los muchos encantos que esta ciudad puede ofrecer al visitante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de agosto de 1996