Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ziugánov, elegido líder de la Unión Popular Patriótica

El líder comunista ruso, Guennadi Ziugánov, fue elegido ayer presidente de la Unión Popular Patriótica (UPP), el nuevo movimiento de oposición de carácter socialista ruso que celebró ayer su congreso constituyente en Moscú en un clima de distanciamiento de los radicales leninistas. El congreso, en el que participaba la mayoría de los grupos que apoyaron a Ziugánov como candidato en las pasadas elecciones presidenciales, mostró que las fuerzas de izquierda tratarán de sacar el máximo partido tanto del malestar social que preveen en otoño como de las elecciones regionales, que se celebrarán en medio centenar de provincias antes de finalizar el año.En otoño puede haber un "derrumbamiento", manifestó Guennadi Ziugánov, según el cual la UPP debe "asegurar la dirección" de las "posibles protestas masivas" y evitar que se transformen en un movimiento espontáneo e incontrolado. En una rueda de prensa posterior, Ziugánov clarificó que se refería a la necesidad de encauzar huelgas y reivindicaciones de derechos sociales y políticos. No está claro, sin embargo, cuáles serán los instrumentos del UPP para canalizar el malestar social si se desmarca de los sectores con más experiencia en el movimiento obrero, como Víctor Anpílov, el dirigente de Rusia Trabajadora, que asistía ayer al Congreso.

Anpílov, que goza de un sólido apoyo en los sectores radicales y consiguió seis millones de votos en las parlamentarias del pasado diciembre, fue criticado por Stanislav Goboriujin, un director de cine de tendencia nacionalista que le acusó de haber causado un "gran perjuicio" a la campaña electoral de Ziugánov.

"Lucharemos por la posición de vanguardia política", dijo el infatigable Anpílov, que decidirá en octubre próximo si se incorpora a la UPP. A juzgar por las intervenciones de algunos de los líderes del movimiento, la oposición a Yeltsin se ha instalado ya de forma confortable en el marco político existente. El tono de ayer era más práctico y técnico que el de otros congresos constituyentes del mismo tipo que, en el pasado, produjeron organizaciones poco estables, según constataban los observadores políticos.

"Hemos de demostrar que nosotros podemos defender los intereses de la población de forma más eficaz que el Gobierno", manifestó el ex jefe de gabinete soviético, Nikolai Rizhkov, que insistió en la necesidad de "sembrar la certidumbre" de que la UPP puede solucionar los problemas que afectan a Rusia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de agosto de 1996