Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Merengues insignes

Soy barcelonista de toda y para toda la vida.Después de esta declaración de principios puedo decir también cuánto disfrute me proporcionan jugadores como Butragueño, Alfonso o Raúl, generaciones últimas del madridismo que, afortunadamente, reemplazan en la agradecida retina de la hinchada propia y rival, a tipos chulescos y leñeros como Benito y Camacho o, en mejores circunstancias, a esforzados y valientes como Pirri.Quiero elogiar a otro merengue insigne: Juan Miguel Gozalo, el radiogacetista de inolvidable potente estilo que centraba (¿qué hará después del Tour, fuera de su hábitat natural?) preguntas, comentarios, retransmisiones y crónicas con alta puntería y elocuencia literaria, pese a deslizar, más en el ánimo que en la forma, sus preferencias por la camiseta blanca o por nuestro impresentable seleccionador nacional (lean mejor a V. Verdú: columna contraportada EL PAÍS 29 de junio). Espero que no habrá sido defenestrado por algún oscuro pacto PP-CiU.Para terminar la rueda de reconocimiento a mis estimados enemigos, un saludo, para Valdano (léanlo en EL PAÍS siempre que puedan), notabilísimo sociólogo escritor, tan sensible y talentoso con la pluma como lo fue con el balón. Hay que fichar a este hombre como seleccionador, no se pierda más el tiempo. No obstante, y desde la más humilde modestia, le pediría que reconsiderase su oposición al cambio de reglamento en un solo aspecto: el fuera de juego mata la espontaneidad del fútbol. En los barrios, en las escuelas, donde él dice que se forma el talento y la técnica mientras uno se divierte, se juega sin esta norma castradora.

Gracias a todos los madridistas que ejercen de tal en buena lid y... ¡rivales para siempre!-

Bruno Valls Sostres.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS