Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Objetores en lista de espera

Soy de la quinta de 1979. Primero gasté siete prórrogas para estudios. Luego, en 1985, me declaré objetor. Cinco años después, en 1980, una carta oficial me anunciaba el pase a la reserva, es decir, no tenía que hacer nada. Yo era uno de los 22.000 objetores en lista de espera. El Gobierno central nos dejó en casa, no sabía dónde meternos.El modelo de ejército profesional previsto para el año 2001 (pacto Partido Popular-CiU punto 10.9) dibuja una ocasión de oro para los jóvenes. El Gobierno central no dispone ni de dinero ni de imaginación para crear plazas para los nuevos objetores. Cuando el servicio militar obligatorio se extinga, los objetores en lista de espera se quedarán en casa. Esto pasará el año 2001.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de junio de 1996