Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Renzo de Felice, historiador del fascismo italiano

Renzo de Felice, autor de una amplia biografía de Mussolini y de numerosos estudios sobre el fascismo, falleció el pasado sábado en Roma a los 67 años.Nacido en Rieti el 8 de abril de 1929, estudió Filosofía en la Universidad de Roma. En 1956 abandonó el partido comunista, al que se había afiliado en sus años de estudiante. Desde entonces se alejó cada vez más de la tradición marxista y gramsciana y se inscribió dentro de un liberalismo que a veces tenía tintes conservadores, especialmente tras los movimientos de 1968 y los dramáticos años setenta en Italia.

En 1968 inició su carrera docente como profesor de Historia de la Doctrinas Políticas en Salerno. Pasó a enseñar Historia de los Partidos Políticos en Roma. Sus primeros trabajos se centraron en la Ilustración y en el jacobinismo italiano. En obras como Notas e investigaciones sobre los ilustrados y sobre el misticismo revolucionario, 1798-1799 (1960), Los periódicos jacobinos italianos (1962) y La Italia jacobina (1964), De Felice ofrece una contribución esencial al concepto de jacobinismo y al conocimiento del movimiento democrático republicano radical.

En los años siguientes, su interés se dirigió al estudio del fascismo. En 1965 inició su amplia biografía de Mussolini, que es al mismo tiempo una reconstrucción global del fenómeno fascista y una historia de la Italia de aquellos años. La obra está articulada en cinco partes: El revolucionario 1883-1920, El fascista 1921-1929, El Duce 1929-1940 e Italia en guerra 1940-1943. El quinto y último volumen aparecerá el próximo septiembre.

Entre sus otros trabajos destacan Las interpretaciones del fascismo (1974) y Entrevista sobre el fascismo (1975). En su último libro, El rojo y el negro (1995), realizado con Pasquale Chessa, De Felice sostiene que a Mussolini lo mataron los servicios secretos ingleses e intenta probarlo con una correspondencia secreta entre el Duce y Churchill. Por ello, y por haber afirmado que la Resistencia fue "un fenómeno minoritario como la República de Saló", fue objeto de todo tipo de polémicas. En febrero de 1996 lanzaron a su casa unas botellas incendiarias.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de mayo de 1996