Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escrito pide un total de 180 años por estafa, pero descarta la falsedad

El escrito de Banesto pide un total de 180 años y seis meses para el conjunto de los implicados en el caso. La cifra está calculada basándose en el antiguo Código penal (ver cuadro adjunto). Los mismos delitos sumarían 118 años y seis meses con el nuevo Código que entra en vigor está semana. Aunque el juez optará por el supuesto que resulte más favorable a los afectados, la redención de penas es mayor con el antiguo texto legal por lo que puede preverse su elección.El escrito atribuye a Mario Conde cuatro presuntos delitos continuados de estafa (Euman-Valyser, Dorna, locales, cementeras), un delito continuado de estafa y apropiación indebida (Carburos Metálicos) y un delito de apropiación indebida (retirada de 300 millones de la caja de Banesto).

La petición contempla tanto el viejo como el nuevo Código Penal, ya que corresponderá a la sala que juzgará a los acusados determinar cuál les resulta más favorable. Por el viejo, se pide una pena de 10 años de prisión mayor por cada estafa más una pena de cuatro años y dos meses de prisión menor por la apropiación indebida. En total: 54 años y dos meses.

Si se opta por el nuevo Código, las cinco estafas y la apropiación indebida suponen, según el escrito de Banesto, seis años de prisión más una multa de 12 meses por cada delito: 36 años más cuatro años de multa en prisión. En total: 42 años.

Delito societario

Banesto ha decidido no acusar por el delito de falsedad en documento mercantil a ninguno. de los ex administradores . En cambio, el. fiscal Orti y el Fondo de Garantía de Depósitos, en sus escritos, sí lo harán. Por el viejo Código se puede solicitar hasta seis anos; pero también en el nuevo se puede plantear la falsedad dentro del ahora llamado delito societario.La decisión de Banesto deja fuera a los antiguos consejeros Juan Belloso y Enrique Lasarte, al ex vicepresidente Ricardo Gómez-Acebo y a ex miembros de la comisión ejecutiva. La idea del equipo jurídico ha sido inculpar a fondo a quienes participaron en las operaciones presuntamente fraudulentas.

Esta marcha atrás se explica sobre todo porque un grupo asegurador norteamericano, Northwestern, cuya filial, Carlisle, que invirtió en la macroampliación del verano de 1993, mantiene un pleito con Banesto que se sustanciará en el mes de agosto. Carlisle sostiene que el banco dio información falseada y que le enganó en el momento de hacer su inversión. Una acusación de falsedades por parte de Banesto sería utilizada como una confesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de mayo de 1996