Amenaza bosnia de boicotear las elecciones en Mostar

Los principales partidos bosnios musulmanes encabezados por el de Acción Democrática (SDA), del presidente Alia Izetbegovic, han anunciado que boicotearán las elecciones municipales en Mostar, convocadas el próximo día 31 por el administrador de la Unión Europea (UE), el español Ricard Pérez Casado, si no se permite votar a los refugiados. Los comicios de Mostar, una ciudad dividida entre musulmanes y croatas desde la guerra, son los primeros previstos en Bosnia-Herzegovina tras la paz de Dayton.El principal partido bosnio croata, la Comunidad Democrática Croata (HDZ), alineado con la formación que controla el Gobierno de Zagreb, se ha apresurado, sin embargo, a presentar sus listas de candidatos. Los vecinos de Mostar tienen que elegir sus representantes en seis distritos municipales, tres croatas y tres musulmanes, así como en el distrito central conjunto, el único en el que ambas comunidades abordarán, por ahora, su reunificación.

Un portavoz de la Administración de la UE confirmó ayer que el Partido de Acción Democrática no ha presentado su candidatura al considerar que no se garantiza el derecho al voto de todos los empadronados. "La decisión de convocar esos comicios [en Mostar] es consecuencia de maniobras no democráticas llevadas a cabo bajo presiones tanto externas como internas", se dice en un comunicado de cinco partidos bosnios musulmanes publicado ayer en el diario de Sarajevo Oslobodjenje.

Tras la guerra croato-musulmana de 1993-1944, Mostar que dó dividida en barrios croatas y musulmanes separados por el río Neretva. Los croatas se han opuesto hasta el momento a la reunificación de la capital de Herzegovina, dirigida desde 1994 por la Administración de la UE.

Según el censo anterior a, la guerra en Bosnia, Mostar tenía en 1991 un total de 126.067 habitantes, de los que el 34,8% eran musulmanes, el 33,8% croatas y el 19% serbios. Los barrios musulmanes fueron los más castigados y perdieron la mitad de su población. Por esta razón, los partidos musulmanes bosnios temen que los croatas obtengan la mayoría en las elecciones municipales.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS