Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi se despide de Capello con una comida

Lorenzo Sanz se paseaba ayer en plan turista por la plaza del Duomo de Milán consciente de que el partido por la contratación de Fabio Capello había concluido de forma victoriosa. También estaba satisfecho de haber podido cumplir con la primera petición del técnico italiano: reforzar el centro del campo con la contratación del holandés Seedorf. Mientras tanto, a pocos kilómetros de allí, en la villa de Silvio Berlusconi, se desarrollo el penúltimo acto de la historia, la separación cortés y educada entre dos hombres que han acabado tras cinco años de colaboración.

El dueño del Milan agradeció los servicios prestados a su entrenador con una comida a base de arroz con cigalas y sepia. Los postres sirvieron para redactar un comunicado preñado de buenas palabras que no esconde la verdadera razón de la marcha del técnico: Berlusconi no ha querido retenerlo. Su hombre para la próxima temporada es el uruguayo Óscar Tabárez. Capello tiene las manos libres para firmar por el Madrid para las tres próximas temporadas a cambio de unos 1.000 millones de pesetas lo cual anunciará hoy oficialmente en una conferencia de prensa."El balón está en manos del presidente Berlusconi", dijo Adriano Galliani, vicepresidente del Milan, antes de iniciar la comida en Villa Arcore, residencia del dueño del equipo. Y Berlusconi confirmó que no quería renovar al técnico que le ha dado cuatro scudettos y una Copa de Europa en los últimos cinco años. Ni Capello, que abandonó Villa Arcore por la puerta de atrás, ni Berlusconi quisieron hacer declaraciones y se remitieron a un comunicado conjunto. "Tras un largo y muy cordial coloquio, ha sido adoptada la decisión de no proceder a un nuevo contrato entre las partes". "Silvio Berlusconi ha agradecido a Fabio Capello sus extraordinarios resultados deportivos".

Lorenzo Sanz ha logrado que su viaje a Milán, se haya convertido en una razzia en el fútbol italiano, algo insólito en la tradición española. Capello fijó su prioridad futbolística en el centro del campo, zona para la que ha pedido al presidente madridista jugadores rápidos y luchadores. Sanz le ha respondido casi inmediatamente con el casi seguro fichaje del internacional holandés de la Sampdoria Clemens Seedorf por 700 millones de pesetas.

Hasta el momento, Sanz ha comprometido unos 1.800 millones de pesetas en los fichajes de Mijatovic, Suker, Alfonso y Seedorf. Sus fichas y la de Capello supondrán unos 1.300 millones anuales. Lorenzo Sanz tratará de negociar en Suiza una operación de leasing para financiar estas operaciones, pero su agenda italiana no está cerrada: quiere traspasar a Esnáider al Nápoles por 400 millones y preguntar por otro nuevo jugador, el lateral izquierdo del Inter Roberto Carlos, 23 años, que llegó el pasado año procedente del Palmeiras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de mayo de 1996

Más información

  • Lorenzo Sanz anuncia que está prácticamente cerrado el fichaje de Seedorf