Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA NUEVA LEGISLATURA

Aznar asegura que sólo faltan "flecos" para cerrar los pactos y que a primeros de mayo ya tendrá Gobierno

, José María Aznar explicó ayer al grupo de senadores del PP cómo va el diálogo con los nacionalistas vascos y catalanes. En su opinión, "las negociaciones están prácticamente ultimadas pero no cerradas". Faltan sólo cuestión de "detalles", "flecos" que no quiso precisar, porque alardea de que es "reacio a negociar en público". Espera cerrar los pactos, tanto con CiU como con el PNV, "en pocas fechas". Está decidido a empezar el mes de mayo, con su gobierno, "una nueva tapa" que prevé "sólida" y para toda la legislatura. De este modo pretende preparar a España "para el siglo XXI.

El presidente del PP expuso a los 133 senadores de su partido, durante casi una hora, su visión sobre el momento de las conversaciones que aún mantienen abiertas varios negociadores de su partido con representantes de CiU y PNV. En esa charla transmitió su satisfacción por el ambiente "serio" de trabajo con el que se han afrontado esos contactos.El único candidato a la presidencia del Gobierno recalcó la importancia de esos acuerdos que presume "profundos, de largo contenido y de largo alcance". Con respecto a CiU, Aznar habló de "condiciones extraordinariamente sólidas" para llegar a esos pactos. Sobre el PNV, mencionó que "espera y desea" que se incorporen a ellos y rebajó las diferencias a la categoría de "en absoluto relevantes".

Aznar apuesta por un Gobierno que agotará la legislatura y tomará decisiones de tal importancia que supondrán "un impulso trascendental para el próximo siglo". Y lo apostilló así de rotundo: ."Estamos organizando el Estado para el siglo XXI".

La única hipótesis que maneja es un acuerdo para toda la legislatura. Y adivina que en ello coinciden los demás partidos: "Tengo la sensación de que a todos nos interesa que la legislatura cumpla sus plazos".

Aznar aprovechó ese momento casi de euforia para recordar que no debe haber "lugar para las sorpresas" por algunas de las, más destacadas, negociaciones que PP, y sobre todo CiU, están resolviendo en los últimos días.

Esta alusión a la cesión a las comunidades autónomas de hasta el 30% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a la corresponsabilidad fiscal, a la supresión de los gobernadores civiles, al traspaso de competencias sobre la regulación del tráfico, los puertos o los aeropuertos, e incluso a la desaparición del servicio militar, le sirvió al líder del PP para remachar que su partido no está haciendo nada más que "poner letra a una música que muchos silbaban, pero cuya partitura nadie se atrevía a transcribir".

Todas esas propuestas, y otras de la misma concreción que podrían conocerse en los próximos días, las enmarca Aznar en su genérica oferta electoral de "modernizar España", "replantearse la Administración periférica" y "desarrollar el Estado autonómico".

Esa tarea, en cualquier caso, la delimita a los objetivos económicos de convergencia impuestos por la Unión Europea para cumplir los criterios de Maastricht. José María Aznar pretende inculcar a los partidos nacionalistas y a todas las autonomías las dificultades económicas que heredará del Gobierno socialista ya en funciones.

El presidente del PP explica la posible degradación de los gobernadores civiles a subdelegados provinciales desde el ángulo positivo de potenciación de la figura "más preeminente" de los delegados del Gobierno.

El trasvase de las competencias sobre la gestión de los puertos la situó de manera general, para todas las autonomías que tengan puertos. Y la desaparición del servicio militar la encaminó en el apartado de su programa que versaba sobre la reducción de la mili a seis meses y que perseguía, como objetivo último, la "progresiva profesionalización, racionalización y modernización de las Fuerzas Armadas".

Sobre la fecha de la sesión de su Investidura como presidente del Gobierno, Aznar volvió a recordar ayer que lo "lógico" es que se determine "de común acuerdo" con los otros partidos. No critica la dilación.

Ve "lógica" también una próxima entrevista con Jordi Pujol. Y entiende, en el mismo sentido, que los partidos afectados, es decir CiU, PNV y también el PP, deban debatir internamente su posición antes de pronunciarse definitivamente. Eso sí, asegurándose previamente de que esas citas de los órganos ejecutivos de las distintas formaciones se programen cuando el asunto esté lo suficientemente maduro para salir adelante. "No voy a pedir una reunión para perderla", alertó.

En fuentes de la dirección del PP se asegura ya que las fechas para el debate de investidura serán el 29 y 30 de marzo, que Aznar comunicará su Gobierno al Rey el 1 de mayo, día del Trabajo, y que reunirá a su Ejecutivo por primera vez el 2 de mayo, día de la Comunidad de Madrid

Recurso de la Xunta

Por otra parte, en relación al recurso planteado en su día por la Xunta de Galicia contra la cesión del 15% del IRPF, Manuel Fraga señaló ayer en Vigo que no tiene pensado retirarlo hasta que tenga "todos los datos". Fraga precisó que dicho recurso "fue hecho para una etapa anterior que justamente no tenía las características de la actual", informa Primitivo Carbajo.El presidente de la Xunta dejó abierta la posibilidad de que el recurso siga su tramitación sin perjuicio de la posible aceptación de la cesión del 30% que ahora plantea el PP: "Estamos en contacto con los que están negociando y no tenemos nada que decir, porque mientras se negocia no se habla".

La cesión de un tramo del IRPF no necesariamente ha de ser perjudicial para Galicia, según el presidente de la Xunta. "Hay voces que dicen que sería beneficiada", señaló. "Nosotros rechazamos una cesión que no se podía basar en el principio de corresponsabilidad, que es el bueno y el que ahora va a aplicarse. Rechazamos una cesión que se hizo por la ley de Presupuestos, que no es el camino adecuado. Ahora estamos escuchando todas las voces".

Fraga mantuvo su negativa a dar explicaciones sobre el tema en el Parlamento autonómico, como le han pedido el PSOE y el BNG, y las emplazó para "cuando este asunto pase de la negociación actual a la investidura y a las negociaciones oficiales en el Consejo de Política Fiscal y Financiera o donde sea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de abril de 1996

Más información

  • El líder del PP prevé una legislatura completa que preparará a España "para el siglo XXI"