Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo menor de Isabel II reivindica a su tío Eduardo VIII en un documental

Ardent, la productora fundada en 1993 por el príncipe Eduardo de Inglaterra, hijo menor de la reina Isabel II, presentó ayer su trabajo más esperado, Eduardo por Eduardo. Se trata de un documental sobre Eduardo VIII, el rey que abdico en 1936, en un momento delicado para Europa por el ascenso de nazis y fascistas, para casarse con Wallis Simpson, una dama norteamericana divorciada. El programa incluye testimonios novedosos que "arrojan luz" sobre la polémica figura de este monarca, según informó ayer la productora.Eduardo Windsor ha querido celebrar el 60º aniversario de la abdicación de su tío abuelo con un estudio de sus años de exilio. Ha tenido acceso a los más herméticos archivos reales, así como a cartas de su abuelo, el rey Jorge, padre de la actual soberana, y ha leído misivas del entonces primer ministro, Winston Churchill.

La producción, realizada para Meridian Broadcasting, incluye en su primera parte (1936-1953) las opiniones de Ramón Serrano Súñer, ministro español de Interior entre 1940 y 1942, y del agente secreto Ángel Alcázar de Velasco. "Este último no había hablado en público de las cartas firmadas por Franco y que hizo llegar al duque de Windsor, título adoptado por Eduardo VIII tras su renuncia al trono", según la propia Meridian.

Este apartado trata de arrojar cierta luz sobre los planes de la Alemania nazi cuando el duque y su esposa esperaban en España un barco que les llevara a las Bahamas. "Franco quería que se quedara porque le parecía que sería un rey más favorable a los intereses españoles", explica el propio Serrano Súñer en el programa.

El príncipe ha descubierto que su tío era "un personaje más complejo de lo que nunca hubiera pensado". El palacio de Buckingham ha señalado que el príncipe Eduardo aborda "a título personal" la figura de su tío.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de abril de 1996