Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La junta de Huarte ratifica la suspensión de pagos sin la presencia de Constructora San José

La junta general extraordinaria de la constructora Huarte, celebrada ayer en Pamplona, ratificó por unanimidad de todos los asistentes el acuerdo del consejo de administración saliente de solicitar la suspensión de pagos de la compañía. La junta aprobó también la renovación del consejo, que estará compuesto por siete miembros. La próxima semana el nuevo consejo elegirá como presidente de Huarte al hasta ahora director general, Rafael Fernández Álvarez que anunció ayer que la solución llegará en diez días. En la junta participaron 283 accionistas representando al 26,57% del capital social. No estuvo representada Constructora San José, accionista mayoritairo con el 24,9% del capital.

La junta de Huarte ratificó la decisión del consejo en el nombramiento de representantes legales en el expediente de sus pensión de pagos, si bien en este punto los portavoces de Caja Pamplona y Caja Orense se abstuvieron. Por último, se aprobó el nombramiento de los siete nuevos consejeros de la constructora. Rafael Fernández confirmó que el nuevo consejo le designará presidente de Huarte en su reunión de la próxima semana. Además de Rafael Fernández, el nuevo consejo lo formarán Vidal Amatriáin Sola, empresario navarro, y Víctor Morte, presidente de la Asociación de la Industria de Navarra (AIN), ambos en representación y con el visto bueno del conjunto de la banca acreedora, según informó Rafael Fernández.El hasta ahora presidente del consejo, Jaime Azcona, repetirá como consejero y entrará en el máximo órgano de la empresa Ángel Calvo Angulo, subdirector general adjunto de Aresbank, así como Juan Fulquie, director de Actividades Inmobiliarias de la compañía, y Joaquín Gonzalo González, director de Edificación de Huarte. El hasta ahora consejero Alejandro Fernández Sordo pasará a ser secretario del consejo.

En una posterior conferencia de prensa ofrecida por Rafael Fernández y Jaime Azcona, el futuro presidente del consejo justificó la ausencia de la constructora San José al haber decidido salir de la empresa.

Rafael Fernández aseguró que en un plazo no superior a 10 días "se resolverá" alguna de las líneas de "avanzada negociación" que Huarte mantiene con dos compañías constructoras multinacionales para conseguir su entrada en la empresa navarra. "Estamos muy convencidos del éxito de nuestro plan y será una entrada con dinero, como ya hemos comentado en otras ocasiones, de entre 5.000 a 10.000 millones.

Es decir", reiteró Fernández, "no menos del 25% ni más del 50% del capital". No hubo, sin embargo, constatación de nombre alguno respecto a las negociaciones. "Lo que ustedes quieren saber aún no puedo decirlo", subrayó el hasta ahora director general de Huarte. Fernández dio a conocer que ayer se reanudó al 100% de actividad la primera obra de Huarte parada tras la suspensión de pagos.

CC OO recibió ayer el compromiso del fiscal general del Estado, Carlos Granados, de estudiar la documentación que le ha entregado y de la cual podrían deducirse irregularidades y responsabilidades en la crisis de la constructora. Si el fiscal confirma este extremo, CC OO se personaría como acusación particular ante los tribunales. Representantes de los sindicatos, así como dos de los tres interventores de la suspensión de pagos estuvieron presentes en la junta. Los proveedores, por su parte, mostraron ayer su apoyo al plan de viabilidad que se les presentó en Madrid esta semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de abril de 1996

Más información

  • El consejo confía en cerrar las negociaciones con el nuevo socio en el plazo de 10 días