Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol reclama a Aznar propuestas que CiU no pueda rechazar

La investidura de José María Aznar depende de que sea capaz de poner sobre la mesa propuestas sustanciales que los nacionalistas no puedan rechazar. Así lo aseguró ayer en Barcelona el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ante periodistas extranjeros. Y así lo dio a entender en Madrid el portavoz de CiU, Joaquim Molins, una vez concluyó su audiencia con el Rey. Tras reiterar que aún esperan propuestas concretas, Molins dejó abierta la puerta a que el compromiso sea "total y absoluto" y vaya más allá de la investidura.

La postura del PNV (5 diputados) es similar a la de CiU (16 diputados). Ambos partidos abogan, asimismo, por la estabilidad del futuro Gobierno. El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, que también fue llamado a consultas por don Juan Carlos, lanzó el siguiente reto a Aznar: "Si quiere sosiego debe ir al frontón y apostar por nosotros tal como somos". Es decir, "apostar en serio por un Estado autonómico y cumplir en esta legislatura con la transferencia de las 43 competencias aún pendientes y aprobadas hace 17 años en el Estatuto de autonomía vasco". En caso contrario, Anasagasti auguró una legislatura plagada de "terremotos políticos", provocados por el PSOE.Tanto Molins como Anasagasti expusieron al Rey su convicción de que Aznar es quien debe intentar formar Gobierno, si bien se abstuvieron de aclararle si sus diputados acabarán sumándose a los 156 del PP en la votación de Investidura.

El Partido Popular intenta hacer valer en sus negociaciones con los nacionalistas lo que interpreta como aprobación de los mercados financieros internacionales a la hipótesis de un pacto de Gobierno. Cristóbal Montoro, portavoz económico del PP, dio ayer gran importancia a la reducción experimentada por la prima de riesgo que España debe pagar para colocar su deuda pública.

Páginas 13 a 15

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de abril de 1996

Más información

  • El PP hace valer la confianza de los mercados