Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deportivo, 2; Celta, 1

El Deportivo encontró anoche en David, el joven de la cantera, la joya de extremo clásico que puede solucionar un partido. Una jugada suya permitió a Manjarín batir por primera vez a Prats (m. 20). El partido estaba encarrilado y Bebeto, ¡cómo no! se aprovechó de un falta de entendimiento de la defensa viguesa (m. 84) tras un saque de falta de Fran. El gol de Sánchez (m. 89) llegó tarde para cambiar el vencedor del derby.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de marzo de 1996