Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos millones de fianza para el miembro de Los Morancos implicado en el 'caso Arny'

El espectáculo se trasladó de nuevo a los juzgados de Sevilla. Las carreras, los gritos y los aplausos regresaron con la presencia de Jorge Cadaval, del dúo Los Morancos. El humorista quedó en libertad bajo fianza de dos millones de pesetas, tras declarar una hora y cuarto ante la juez Auxiliadora Echavarri, instructora del caso Arny, sobre corrupción de menores. Fuentes próximas al caso dijeron que tres jóvenes implican ahora a Cadaval, que ya compareció ante la juez el 28 de diciembre de 1995 y que quedó entonces en libertad sin fianza.La juez Echavarri decidió citar de nuevo a Jorge Cadaval después de haber recabado el testimonio de tres menores, desde enero hasta ahora, que aseguran haber mantenido relaciones con el humorista sevillano. Estas declaraciones corresponden a jóvenes que se prostituían en el pub Arny.

Cadaval llegó a los juzgados sevillanos a las 10.30 y comenzó a declarar a las 11.15. Dentro del despacho de la juez estuvo una hora y cuarto. Después de su comparecencia, Jorge Cadaval, que ayer cojeaba de su pierna derecha al estar aquejado de una ciática, permaneció más de dos horas en dependencias judiciales esperando la confirmación del depósito de la fianza de dos millones que le fue impuesta por la magistrada.

Pese a lo difícil de su situación, el moranco no perdió aparentemente el sentido del humor. A un guardia civil que entró en el juzgado durante su espera le espetó: "Qué, ¿ya vienes a por mí?". Cadaval se dirigió a las decenas de curiosos que se agolpaban en los pasillos para verle: "Miradme, sí, soy yo". El humorista no fue objeto de ningún incidente sino que, bien al contrario, se dedicó a firmar autógrafos y recibió aplausos y piropos. Ya en la calle, algunas personas corearon "guapo" y "Sevilla está contigo".

Acompañado por su abogado, Francisco Baena, el humorista proclamó su inocencia y enfatizó: "La verdad sólo tiene un camino, y si para ello tengo que venir a los juzgados 80 veces, lo haré". Además, hizo hincapié en que respalda al "colectivo homosexual" y que pese a que "se dice que no está habiendo una caza de brujas, sí se les está haciendo mucho daño". Siempre sonriente, Jorge Cadaval añadió que "hay gente a la que le gusta hacer daño" y dijo estar especialmente dolido por lo que está sufriendo su familia. "En Estados Unidos", concluyó, "no te permiten que fracases, aquí no te perdonan que triunfes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de marzo de 1996

Más información

  • Tres menores aseguran haber mantenido relaciones con Jorge Cadaval