El CGPJ obtiene mayoría contra Estevill, pero no los 10 votos para destituirle

Luis Pascual Estevill seguirá por ahora como vocal del Consejo General del Poder Judicial. En la votación del pleno de ayer, aunque ocho consejeros se pronunciaron a favor de su destitución, no se alcanzó el quórum requerido de diez votos. Siete consejeros -entre ellos, él mismo- votaron en contra y dos se abstuvieron Tras la tumultuosa sesión, Ignacio Sierra, Soledad Mestre y Rafael Sarazá dimitieron "por dignidad y respeto al CGPJ".

La sesión plenaria fue muy tensa, dadas las posiciones enfrentadas de los sectores progresista y conservador, encabezados respectivamente por el presidente, Pascual Sala, y el vicepresidente, José Luis Manzanares. Al comienzo de un debate que duró casi cuatro horas, Sala admitió que las querellas pendientes contra Pascual Estevill en el Tribunal Supremo no son motivo para destituirle, pero apeló a la lealtad institucional" con el órgano de gobierno de los jueces para que lo abandonara.Pascual Estevill se negó y entonces Sala planteó un motivo previsto legalmente para la destitución: "incumplimiento grave de los deberes del cargo". Como tal se consideró la "transmisión a terceros del contenido de actas de inspección del Consejo", en relación con un juzgado de Barcelona. Manzanares expuso la necesidad de que las pruebas existentes fueran valoradas con la misma escrupulosidad de un proceso penal y Andrés de la Oliva apeló al principio de legalidad.

Ignacio Sierra ironizó sobre las argumentaciones penales de Manzanares, de quien dijo que se ha convertido últimamente en afamado cronista político Rafael Sarazá recordó que quienes predican contra la corrupción política no actúan con igual contundencia ante los indicios de corrupción judicial. Sometida a votación la propuesta de Sala, no obtuvo los 10 votos necesarios para la destitución de Pascual Estevill.

La permanencia de éste en el CGPJ y como vocal delegado para Cataluña originó que los otros dos vocales con esa misma asignación, Ana Pérez Tórtola y Juan Antonio Xiol, presentaran su dimisión de dichos cargos. Ante estas renuncias, Pascual Estevill dimitió también como delegado para Cataluña, con lo que daba satisfacción a las peticiones formuladas por los jueces catalanes, que consideraron que sus investigaciones en juzgados donde se tramitan causas contra él atentaban a la independencia de sus titulares.

Manzanares, a Cataluña

En la sesión vespertina, se aprobó, a propuesta de Sala, admitir las tres dimisiones y designar delegado para Cataluña a Manzanares. Este dijo a los periodistas que su posición de rechazo a la propuesta de cese de Pascual Estevill "no responde a directrices o intereses de ningún grupo político, como un posible pacto entre los vocales propuestos por el PP y los nacionalistas catalanes y vascos".

Otro portavoz espontáneo de la deliberación de ayer fue Antonio Robles Acera, quien informó del acuerdo adoptado e interpretó que Pascual Estevill "en ningún momento pretendió interferir en cuestiones que fueran más allá de las funciones de gobierno que le correspondían corno vocal".

Tras el pleno de ayer se desconocía si Sala aceptará las dimisiones como vocales de Sierra, Mestre y Sarazá, que, unidas a la renuncia de Javier Gómez de Liaño para ocupar la plaza del juez Carlos Bueren en la Audiencia Nacional, dejarían al CGPJ, pendiente de renovación desde el 8 de noviembre, con sólo 13 miembros, uno menos de los 14 necesarios para poder reunirse válidamente.

El afectado votó y a su favor

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 06 de marzo de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50