TRAGEDIA EN LA CARRETERA

"Así lo habrá querido Dios"

Las creencias de los testigos de Jehová infunden entereza a supervivientes y familiares

Apenas salían lágrimas de los ojos de quienes habían perdido hacía sólo unas horas a hermanos, primos, padres o amigos. Lo que más impresionaba a las personas que ayer se acercaron al lugar en donde se encontraban los restos mortales de los fallecidos en el accidente de Bailén era la entereza de los familiares. Su fe religiosa, como testigos de Jehová, les está manteniendo fuertes. Un hombre mayor al que se le había muerto un hijo permanecía desde la madrugada en pie con gran resignación: "Si esto ha ocurrido será porque así lo habrá querido Dios".Ésta fue la respuesta que escuchó, con sorpresa, el consejero de Industria de la Junta de Andalucía, Gaspar Zarrías, que se desplazó hasta Bailén para mostrar su pesar por lo ocurrido. Una actitud semejante se extendía entre los allegados a los fallecidos.

Más información
Sólo se salvaron los que huyeron del autocar por el parabrisas

Un periodista preguntó a uno de los testigos de Jehová en qué basaban su fe. "En la Biblia", fue la respuesta. De este texto sagrado sale la fuerza que mantiene sin desesperación a los que ayer esperaban la lista con los nombres de los fallecidos.

Antonio Rodríguez, dirigente nacional de los testigos de Jehová, viajó hasta Bailén para participar en un acto religioso de condolencia. Junto con el entierro, los familiares querían tener un acto religioso íntimo. La hora no se confirmará hasta que acabe la identificación de los cuerpos.Los médicos del hospital de San Agustín de Linares que empezaron a recibir a los heridos tuvieron temor al conocer la confesión religiosa de los accidentados, ya que no aceptan transfusiones de sangre. Fuentes hospitalarias aseguraron que este problema no se llegó a plantear, porque nadie necesitó sangre. Sólo la esposa del conductor del autobús, Juana Arjonilla, estaba pendiente de ser intervenida quirúrgicamente por una lesión en la cadera. El resto de los heridos presentaba sobre todo quemaduras.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS