Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gorostiza actuó para ETA "al amparo de la toga", según la fiscal

El juicio contra el abogado de Herri Batasuna José Miguel Gorostiza finalizó ayer con una petición del ministerio fiscal de siete años de cárcel por un delito de colaboración con banda armada, que alternativamente podría ser calificado como de pertenencia a ETA. José Miguel Gorostiza, habitual defensor de presos etarras, incurrió en una conducta muy grave, según la fiscal María Dolores Márquez de Prado, al haber incitado, "al amparo de la toga", a cometer atentados contra directores de establecimientos penitenciarios.

La fiscal aseguró que las cintas grabadas en la prisión de Alcalá Meco en 1993, en las que se intervino una conversación entre Gorostiza y el etarra Juan Ignacio de Juana Chaos, son originales y no han sido manipuladas, tal como aseguraron durante el juicio los peritos de la Guardia Civil.

La fiscal subrayó que Gorostiza no era abogado de De Juana cuando visitó al etarra, y que su misión era la de mantener alta la moral del preso y transmitirle que la organización terrorista contaba con él. Sobre la posibilidad de considerar el delito de pertenencia a banda armada, la fiscal dijo que al escuchar la cinta no se sabe quién está más identificado con ETA, si Gorostiza o De Juana.

El abogado de la Asociación Víctimas del Terrorismo acusó a Gorostiza de dictar "penas de muerte privadas" y pidió para él 10 años de prisión. El defensor de Gorostiza, Kepa Landa, pidió la absolución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de febrero de 1996