Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera cárcel con celdas para parejas se levanta en Aranjuez

Aranjuez (39.000 habitantes) tendrá la primera cárcel en la que los matrimonios podrán cumplir condena juntos. Paz Fernández Felgueroso, secretaria de Estado de Asuntos Penitenciarios, puso ayer la primera piedra del futuro centro penitenciario Madrid VI. Estará preparada para acoger a matrimonios de presos, incluso con hijos menores de tres años, y un módulo especial para visitas familiares. Se trata del único centro penitenciario español adaptado para cumplir con el nuevo Código Penal que estará en vigor el próximo mes de mayo.

Las obras tendrán un plazo de ejecución de 17 meses y un presupuesto de 7.500 millones de pesetas. La superficie total del centro será de 390.000 metros cuadrados, de los que alrededor de 82.000 metros cuadrados serán edificables. La Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SIEP) es la empresa promotora.

El diseño de la cárcel sigue el modelo de ciudad penitenciaria ideado en 1991 por la Secretaría de Estado para Asuntos Penitenciarios. Se ha reducido la altura de la torre, de vigilancia para minorar el impacto del edificio en el paisaje.

Paz Fernández Felgueroso recalcó la especial ilusión que ha puesto en la construcción de esta cárcel, que además estará dotada de un módulo para visitas familiares fuera de los locutorios que permita mayor intimidad para conseguir que "los presos sufran menos desestructuración familiar". Otras instalaciones serán la de enfermería, guardería escolar, un salón de actos para 246 internos y amplias instalaciones deportivas y culturales. El centro tendrá una capacidad para entre 800 y 1.000 internos, distribuidas en seis módulos con 144 celdas cada uno, además del modulo residencial familiar, con 80 celdas.

El centro penitenciario, el sexto de la región, está situado en el kilómetro 12 de la carretera nacional 400, entre Aranjuez y Toledo, en la zona conocida como Los Quintos de Castillejo, y dará empleo en los próximos meses a más de 400 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de febrero de 1996