Grundig recorta en una cuarta parte su plantilla ante las pérdidas

La empresa alemana de productos electrónicos Grundig anunció ayer un plan de reestructuración que prevé la reducción de 3.000 empleos, una cuarta parte de su plantilla, tras anunciar pérdidas operativas por valor de 330 millones de marcos (unos 28.000 millones de pesetas) para 1995. La compañía tomará 270 millones de marcos a cargo del presupuesto de 1995 para cubrir la subsiguiente reorganización, de forma que no afecte a los resultados de 1996.En una reunión extraordinaria de la dirección de la empresa, que es una filial de Philips Electronics de Holanda, se destacó la mala situación de Grundig y la necesidad del recorte de empleo. Grundig tiene actualmente 11.500 trabajadores y en la reunión de ayer se acordó también acabar, a finales del presente año, con el tratado de control que tiene Philips sobre ellos.

"Para el presente ejercicio, se busca mejorar de forma notable el resultado y en el próximo año se espera alcanzar un cambio de signo", indicó la compañía sin dar más aclaraciones.

Grundig aseguró que las ventas de 1995 se mantuvieron en los 3.500 millones de marcos del año anterior. La compañía culpa de la situación a la reducción del mercado, las débiles tasas de cambio y los altos costes de hacer negocios en Alemania.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 05 de febrero de 1996.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50