27 años por matar a un, hombre de 89 puñaladas y sacarle los ojos

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 27 años de reclusión a Francisco Javier Téllez Urban, de 26 años, por matar de 89 puñaladas a un hombre para robarle, y sacarle los ojos con la navaja que había utilizado en el homicidio.En la sentencia, la Sección Decimoquinta de la Audiencia declara probado que Francisco Javier contactó entre el 30 y el 31 de marzo de 1994 con Jesús de Torres Vadillo, al que propuso trasladarse juntos a un pub situado en las proximidades de la calle de López de Hoyos.

Francisco Javier se dirigió a un descampado de la calle del Pinar del Rey con la víctima. Allí, Francisco Javier empuñó una navaja que llevaba en el bolsillo y "se la hundió en el tórax".

La sala explica que Francisco Javier repitió la acción "en multitud de ocasiones", y recuerda que el cadáver presentaba 89 heridas de carácter inciso-punzantes, profundas y penetrantes.

Además, extrajo los ojos de su víctima con la misma navaja y los arrojó cerca del cadáver.

Francisco Javier cogió las llaves del domicilio de Jesús y se dirigió allí con intención de robar.

La sala estima que el acusado es autor de robo con homicidio, con las agravantes de alevosía, nocturnidad y reincidencia, y la atenuante de adicción a estupefacientes, con eximente de enajenación mental.

El tribunal le condena además a indemnizar a los padres de Jesús con 20 millones de pesetas y absuelve al otro acusado, Rafael Conde Linde.

El condenado había dicho que Conde le había ayudado en el crimen pero la sala estima que "los indicios aportados por Francisco Javier no han resultado confirmados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 31 de enero de 1996.