Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PLANES PARA REACTIVAR LA ECONOMÍA.

UGT y CC OO rechazan la apuesta de los gobiernos europeos por una convergencia a costa del gasto social

Alemania y Francia acordaron ayer sendos planes para revitalizar sus economías y conjurar la recesión. El Gobierno alemán ha recurrido a recortes de los impuestos y de algunas prestaciones sociales para compensar el escaso crecimiento previsto para este año. En Francia, las medidas son de menor alcance y persiguen reactivar el consumo a base de penalizar el ahorro privado, al bajar la rentabilidad de las cartillas de ahorro. Los sindicatos españoles, igual que los alemanes, rechazan esas medidas unilaterales porque consideran que ponen en peligro el pacto por el empleo anunciado la pasada semana en el país germano.Los sindicatos advierten que las medidas ponen en peligro el pacto por el empleo

C. P. Los sindicatos españoles UGT y CC OO, al igual que las centrales alemanas, rechazan las medidas aprobadas ayer por el Gobierno Kohl, que consideran "contradictorias" con el pacto por el empleo anunciado. la pasada semana. Y expresan su preocupación por "la apuesta de los gobiernos europeos por una convergencia a costa de reducir el gasto social". El responsable de acción sindical de UGT, Toni Ferrer, cree que el paquete de medidas aprobado ahora por el Ejecutivo alemán incluye "todo lo que ha puesto en cuestión la revuelta francesa" y que ello les servirá de Ilamada de atención que nos obliga a estar más vigilantes" por si eso se aplica en España.

En opinión del dirigente ugetista, con esas fórmulas de "desregulación y desprotección social no se crea empleo y eso ya se ha demostrado". Asimismo subraya "la paradoja de que la confederación de empresarios del Reino Unido haya planteado la * recomendación de propiciar el consumo, a través del incremento de las rentas salariales, y una mayor participación de los trabajadores". Ton¡ Ferrer cree que eso demuestra una gran confusión entre los responsables europeos, dado que Gran Bretaña fue el país que abrió "la senda de la desregulación y ahora comprueba que eso no ha creado empleo ni ha situado al país en mejores condiciones". Ante toda esa confusión, que a su juicio es "preocupante", el sindicalista cree que los partidos españoles deben precisar bien sus programas para que los ciudadanos sepan, lo que votan el 3 de marzo.

Angel Campos, secretario de comunicación de CC OO, asegura que hay "una contradicción entre lo que se acordó entre los sindicatos y la patronal alemana y lo que se practica" y califica también de "preocupante" que se ponga en cuestión ese consenso con medidas unilaterales. El plan aprobado por el Ejecutivo alemán lo califica de "apuesta por una gran conflictividad", que se puede extender a otros países comunitarios. Campos añade: "Ello obliga al sindicalismo europeo a ir a una gran movilización. Tras las experiencias alemana y francesa, vemos que la convergencia se quiere conseguir con un recorte de los gastos sociales y acompañado por una desfiscalización de las rentas empresariales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de enero de 1996