Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Musulmanes y croatas ponen en libertad a 350 militares serbobosnios

El intercambio de prisioneros de guerra entre musulmanes, croatas y serbios comenzó ayer de forma decepcionante para, los dos primeros. Radovan Karadzic sólo cumplió su parte con 176 civiles bosnios, mientras que ellos liberaron en diversos puntos del país a 350 militares serbios. Para hoy está prevista la puesta en libertad del resto de los 645 prisioneros listados por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Ha sido necesaria una gran presión diplomática de Estados Unidos y de la Unión Europea sobre el Gobierno bosnio -que acusaba a los serbios de ocultar información sobre la suerte de 24.742 civiles- para impedir el fracaso de un capítulo considerado esencial en la aplicación de los acuerdos alcanzados en Dayton y rubricados el 14 de diciembre en París.Sin embargo, los serbios se reservaron ayer la parte más espectacular de la liberación de los prisioneros bosnios: los que debían ser entregados en Sarajevo. Se limitaron a poner en libertad a 176 civiles en Koprivna, en la región norteña de Sanski Most. El todavía líder de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, prometio a pesar de ello la liberación de todos los prisioneros de guerra. 180 de éstos deben ser en tregados hoy.

El responsable serbio en el canje de prisioneros, Dragan Bulajic, justificó este retraso en la liberación de los soldados bosnios diciendo: "No nos ha sido posible reunirlos". La decepción entre los familiares musulmanes y croatas que aguardaban noticias en el aeropuerto de Sarajevo era evidente. "Siempre pasa lo mismo, dicen que será mañana o la semana próxima", dijo una mujer exaltada.

El portavoz de la Cruz Roja en Sarajevo, organizador y árbitro del intercambio, Pierre Gauthier, aseguró ayer que más de "doscientos prisioneros fueron liberados por las dos partes", pero no dio detalles. Se sabe que el Gobierno bosnio liberó en Koprivina a 155 militares serbios, mientras que en el aeropuerto de Sarajevo, la otra zona de intercambio, bosnios y croatas pusieron en libertad al resto de los 350.

Los croatas mandaron en autobuses de línea desde Mostar, con escolta de las tropas españolas desplegadas en el área, a 127 prisioneros serbios. No estaba claro anoche cuántos de ellos han sido intercambiados, pues el representante croata, Berislav Puzic, se negó en principio a entregarlos si los serbios no ponían en libertad a 35 croatas (y no los 30 listados), hecho que ayer no había sucedido. "Esto no es una liberación unilateral", advirtió.

En vehículos franceses

Otro problema fue la ausencia de vehículos para transportar a los presos serbios. Las tropas francesas de lfor, (fuerza internacional para la aplicación de Dayton) tuvieron que aportar camiones para efectuar el traslado. "No podíamos permitir que los prisioneros estuvieran en medio del frío sin darles ayuda", dijo Gauthier.El Gobierno de Sarajevo se negó inicialmente a aceptar esos 180 como cifra real de prisioneros bosnios bajo control serbio, y exigió noticias de los miles de desaparecidos y que se supone que están muertos y enterrados en decenas de fosas comunes. En este sentido, un coronel serbio de Banja Luka ha confirmado ante el Tribunal Internacional de La Haya la existencia de estas fosas, según publica Der Spiegel. Es el primer testimonio oficial en este sentido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de enero de 1996

Más información

  • Karadzic incumple el primer plazo