Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol afirma que Trias será muy importante, pero no su sucesor como presidente

Xavier Trias, el nuevo consejero de Presidencia - nombrado por Jordi Pujol en el Gobierno de la Generalitat, tendrá un papel "muy importante" en el Gabinete catalán, pero no es el sucesor, según se encargó de destacar ayer el propio presidente catalán.Tanto Pujol como Trias salieron al paso de las interpretaciones que atribuían al nombramiento una significación especial para el futuro. Junto a la pérdida de peso político del consejero de Economía, Macià Alavedra, que aspiraba a ocupar la plaza atribuida finalmente a Trias, lo más destacable del nombramiento de éste es que Pujol. se ha decidido por fin a abrir expectativas para los políticos que permanecen en segunda fila.

Para explicar el papel. político de Trias, Pujol recurrió ayer al modelo del Gobierno de Felipe González, en el que hay un ministro portavoz -"que por cierto cumple muy bien su función", dijo- "sin que a nadie se le ocurra pensar que tiene que ser el sucesor" de González.

El presidente reconoció que desde siempre se ha considerado que el titular del Departamento de Presidencia, que estaba vacante desde 1984, sería el número dos de Convergència i Unió (CiU) y del Gobierno catalán. "Y no es eso" sentenció. Luego afirmó "[Trías] no es un vicepresidente pero tendrá funciones muy importantes porque me sustituirá en numerosas responsabilidades y me liberará de muchos compromisos".

Entre las funciones que Trias asumirá figuran, no obstante, algunas que son típicas de una vicepresidencia: coordinación de los departamentos del Gobierno, relaciones con el Parlamento y con los medios de comunicación. Pujol anunció ayer que pensaba espaciar sus contactos con los medios de comunicación, algo que, cuando se lleve a cabo, supondrá un notable cambio en su estilo político, caracterizado precisamente por un populismo que utiliza a fondo la capacidad de comunicación con el electorado.

La oposición atacó ayer a Pujol porque, a juicio de todos los partidos, ha desaprovechado la ocasión para llevar a cabo una renovación a fondo de su Gobierno. Sin embargo, todos sin excepción, elogiaron la decisión de atribuir a Trias la responsabilidad directa de las relaciones con el Parlamento.

Pujol dio ayer un extraño paso al dejar en suspenso el nombramiento del sucesor de Trias en el Departamento de Sanidad, que había sido anunciado oficialmente para ayer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de enero de 1996