Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de una niña muerta en una explosión reclama 58 millones de pesetas a Gas Natural

Ni Gas Natural ni sus 10 aseguradoras han pagado aún ni un duro a la familia de la Diana Blázquez, de 11 años, que falleció tras una explosión de gas fruto de la presunta negligéncia de un empleado de Gas Natural. El estallido que destrozó tres pisos del número 31 de la calle de Juan Bautista de Toledo e hirió también a otras diez personas, se produjo en junio de 1986, hace casi diez años. La familia de Diana reclama 58 millones de pesetas a Gas Natural, que ha sido declarada en rebeldía, y subsidiariamente a sus 10 compañías aseguradoras.

La instrucción del proceso está resultando agobiante por sus demoras (dura casi nueveaños).. Cuando por fin se iba a celebrar el juicio (en septiembre del año pasado) hubo que sus penderlo indefinidamente porque el acusado el empleado de Gas Natural José Perozo Rodríguez- ya había falleci do. El fiscal pedía en 1987 siete meses de cárcel por un delito de imprudencia y una indemniza ción de 17 millones.En vista del fallecimiento, el juez declaró extinguida la responsabilidad penal y exhortó a la familia de Diana a que acudiera a la vía civil para reclamar la indemnización. José María Mohedano, abogado de la familia, ha presentado ya la demanda, que tramita el juzgado de Primera Instancia número 38. El pasado 11 de diciembre instó a los demandados-GasNatural y las aseguradoras- a que se pronunciaran al respecto. Curiosamente, Gas Natural ha sido la única demandada que no lo ha hecho, por lo que el juez la ha declarado en rebeldía (lo que significa que le comunicará las resoluciones que haya adoptado durante el proceso sólo cuando se celebre el juicio). Las compañías de seguros han contestado a través de un escrito conjunto. Pero sólo se muestran dispuestas a pagar 20 millones, pues afirman que no está, clara la responsabilidad del empleado de Gas Natural.. Las explosión se produjo el 3 de junio de 1986. Perozo acudió al inmueble un día antes del siniestro. Según el fiscal y el abogado, su objetivo era cancelar el suministro de gas de una vivienda. Pero se confundió y activó el gas en otra que carecia de contador, lo que provocó una acumulación que terminó por reventar. Bastó que una persona pulsase el timbre de la puerta. El estallido afectó a las cinco Plantas del inmueble, y especialmente a la entreplanta y a las plantas primera y segunda. Diana, la niña fallecida, vivía en el primero derecha. El 12 de junio, el Juzgado de Instrucción número 17 procesó a Perozo por una imprudencia con resultado de muerte, y fijó a Gas Natural una fianza de 80 millones de'pesetas.

Ni el pésame

El letrado José María Mohedano critica en la nueva demanda civil "la despreocupación y distanciamiento" de Gas Natural hacia sus demandantes,. "No les ha ofrecido ningún género de compensación por los daños patrimoniales y morales producidos por la explosión". El padre de Diana está muy dolido con Gas Natural. "No me llamaron ni para darme el pésame", ha dicho a su abogado. A Mohedano le llama la atención, no obstante, que sí hayan sido indemnizadas ya otras personas heridas en la explosión.Las aseguradoras, en 'el escrito remitido al juez, aseguran que recientemente ha habido intentos de negociación con el abogado de la familia de Diana. Mohedano, por contra, niega tajantemente que alguien haya intentado ponerse en contacto con él o la familia para dialogar sobre la indemnización.

Este periódico pidió a Gas Natural el pasado martes, su versión sobre todos estos, hechos y el viernes aún no había sido facilitada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de enero de 1996

Más información

  • El juez declara en rebeldía a la compañía después de 10 años de proceso