Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Felix Pons da por terminada con sus buenos deseos "la sesión y algo más"

El socialista Félix Pons, presidente del Congreso desde 1986, recibió ayer la ovación más prolongada, cerrada y unánime que jamás se le haya tributado en estos años. Todos los parlamentarios saben que Pons se despide de la vida política institucional y renuncia incluso a presentarse como diputado por Baleares, su circunscripción, a pesar de que sus compañeros le incluirían gustosamente.Félix Pons, cargado de un sentido del humor muy profundo, hizo reír a sus señorías con su breve parlamento de felicitación. Les deseó que encuentren en 1996 la felicidad que busquen. "Deseo y espero que la busquen en bienes de los que haya existencias disponibles para todos, porque hay algunos de los bienes en el horizonte del año venidero de los que hay oferta limitadísima [ ...] Se levanta la sesión y algo más".

Pons se refería, y todos le entendieron, al reñido proceso de elaboración de listas que ahora empieza en todos los partidos y al levantar "algo más" que la sesión aludía al fin de la legislatura, aunque no lo dijo expresamente por respeto a las competencias del jefe del Ejecutivo, al que corresponde darla por terminada.

Tras la ovación, José María Aznar se apresuró a subir al estrado de Pons y estrecharle la mano. Al terminar el pleno, Felipe González se desplazó unos minutos a su despacho para expresarle su respeto y reconocimiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de diciembre de 1995