Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL DECIMOSÉPTIMA JORNADA DE LIGA

Setién y Tomás, apartados del Racing por agredirse

, Quique Setién y Tomás González no estuvieron ayer con el Racing en su partido de Santiago de Compostela porque fueron apartados del equipo al liarse a golpes y patadas en el último entrenamiento de la semana.

Los hechos ocurrieron en los minutos finales del partidillo desarrollado el sábado en las instalaciones de La Albericia, apenas dos o tres horas antes de emprender viaje a Santiago. Tomás entró por detrás a Quique, quien se revolvió y le propinó una patada en el pecho. Se intercambiaron graves insultos y los dos veteranos futbolistas llegaron a las manos. La intervención de varios compañeros impidió que el altercado fuera a más.

Vicente Miera confirmó los hechos y decidió apartarles del equipo. Hoy informará al consejo de administración, que deberá tomar medidas disciplinarias.

El enfrentamiento entre Quique Setién, 37 años, y Tomás González, 33, data desde el mismo momento en que el madrileño llegó a Santander a principios de la pasada campaña. Setién demandó, incluso, públicamente el puesto que en el centro del campo ocupaba Tomás. Quique jugó 37 partidos de Liga y Tomás intervino en 33, de ellos en 21 como titular. Mas, todo cambió esta temporada. Tomás es el titular reconvertido en defensa libre, y Setién ha pasado a la suplencia viendo los últimos partidos del Racing desde la grada.

"Hace unos días tuvimos unas palabras pues el jueves pasado me llamó traidor por no haber jugado ante el Numancia". Setién insiste en que todo ello lo puso en conocimiento de los máximos responsables del club: "Se lo dije varias veces al presidente, pero nada hizo al respecto. He sufrido continuas provocaciones de Tomás desde el primer día y ya me he hartado de poner la mejilla".

Amigos en la directiva

Tomás admitió que "una cosa es que nos llevemos mal y otra que lleguemos a la agresión. El equipo no va bien y Quique ha perdido los nervios". Tomás reconoce que sí llamó traidor a Quique por que "se tiraba del carro contra el Numancia [equipo de Segunda B que el miércoles eliminó al Racing de la Copa]. Antes él tenía tres amigos en la directiva e iba llorándoles. Ahora cambió el consejo y ya no tiene esos amigosVarios jugadores del Racing reconocen que "se veía venir". Quique es el jugador más carismático del fútbol cántabro en el último cuarto de siglo y Tomás ha debido sobreponerse a las críticas de la afición por sus fallos hasta que alcanzó la titularidad.

"Ha sido una entrada muy dura por detrás y lo de traidor estaba muy reciente" se justifica Setién. "El año pasado ya dijo que si yo seguía jugando en el equipo nos íbamos a Segunda. Admito mi responsabilidad, pero nadie en la directiva ha hecho nada por cortar de raíz esta situaciones tan complicadas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de diciembre de 1995