Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del campo al 'campus'

La Universidad de Alcala se convierte en reserva natural para ardillas

Tres ardillas españolas, Sciurus vulgaris infuscatus, viven desde hace una semana en el Patio de los Filósofos de la Universidad Cisneriana de Alcalá de Henares (167.000 habitantes). Son un macho y dos hembras preñadas, cuya descendencia poblará otros jardines del campus. Los tres roedores proceden del centro de recuperación de animales de Cerceda en El Boalo (2.287 habitantes), que tiene un núcleo zoológico de ardillas provenientes de explotaciones de pino piñonero, donde son perseguidas, o de bosques arrasados por el fuego.

La universidad les ha puesto piso (una jaula con dos casitas de madera, un comedero y un bebedero), construido alrededor del tronco de un robusto ciprés por el que trepar y fortalecer las uñas. Allí pasarán los cuatro primeros meses, hasta que se acostumbren a la presencia humana, ya que si no huirían y podrían acabar sus días bajo las ruedas de un coche. El próximo 15 de abril se retirará la malla y las ardillas y su descendencia podrán saludar a los Reyes cuando acudan a entregar el Premio Cervantes.

El objetivo es proporcionar a las ardillas, acosadas por la destrucción de su hábitat natural, un lugar donde vivir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995