Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz acusa a Mendoza de pedir a los socios que voten contra las cuentas

Un clima enrarecido y de tensión rodea al Real Madrid 24 horas antes de la celebración de la asamblea de socios prevista para mañana a las 10.30 horas en el pabellón de la Ciudad Deportiva. Lorenzo Sanz, el presidente, denunció ayer que varios compromisarios se habían dirigido al club para advertir que Ramón Mendoza, su antecesor, y su mujer, Jeanine Girod, les habían llamado para pedirles que votaran en contra de la aprobación de las cuentas correspondientes al ejercicio 1994-1995. "Me extraña que Ramón Mendoza adopte esta . posición cuando estas cuentas corresponden a un periodo de su mandato", dijo ayer Sanz. El presidente cree que esta actitud de Mendoza puede deberse "a un pacto" entre el ex presidente y Florentino Pérez, líder de la oposición, para dificultar su trabajo.La asamblea de mañana será una prueba de fuego para Lorenzo Sanz. Si los socios rechazan las cuentas, Sanz podría verse en una situación similar a la que Ramón Mendoza experimentó hace algo menos de un mes y que desencadenó su dimisión, oficializada el pasado lunes día 20. Sanz, de no aprobarse las cuentas por segunda vez, se vería en una comprometida situación, ya que además tampoco contaría con la aprobación sobre el nuevo presupuesto de la entidad. Ayer mismo, el Madrid abonó a Hacienda 700 millones, correspondientes a una deuda que tenía el club con la Adminitración.

El presidente del Real Madrid dijo a EL PAÍS que pese a todo este ambiente se muestra optimista sobre la feliz conclusión de la sesión, ya que ha contactado con alrededor de 800 socios para explicarles la situación por la que atraviesa el club y solicitarles su ayuda. Entre los contactos que está manteniendo Sanz en las últimas horas sé enmarca el mantenido con Raimundo Saporta, quien le ofreció su apoyo y consejo.

El grupo de Florentino Pérez teme, por otro lado, que se puedan producir irregularidades en el desarrollo de la asamblea de mañana para lo cual han solicitado al Consejo Superior de Deportes que vele por la pureza del acto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 25 de noviembre de 1995